Foto: Warren Little/Getty Images Europe
Felipe Aguilar ha tenido un duro comienzo en el Shenzen International. En general, el chileno tuvo un buen día en el Genzon GC, peroun terrible final lo hizo saltar de los buenos a los puestos de la zona de peligro.
Así es, porque antes de llegar al hoyo 17, el chileno venía barajando una exitosa vuelta. Era un -1 que culminó siendo un lamentable 74 (+2), que al término de la jornada acabó con Aguilar en el T81. En dos hoyos atravesó más de cincuenta lugares. La bomba que explotó en la tarjeta fueron un doble bogey en el 17 y bogey en el 18. Combo en la boca del estómago.
Más que mal, el escenario no es oscuro para el Valdiviano. Hay varias luces que iluminan el camino. Primero tenemos un tablero apretado donde hasta el score de +1 estaría pasando el corte. Un tiro no es nada. La queja no es tanto por el resultado. Aguilar está más que vivo. Solo que el final empañó un día injusto, donde hubo que luchar con el duro clima que se atravesó en el Genzon GC.
De hecho, por tormenta se suspendió la jornada, aunque al menos 54 jugadores lograron terminar su vuelta y el más atrasado quedó en el Hoyo 11. Así que podría ver un pequeño cambio en el tablero. Nada del otro mundo, aunque sigue el objetivo puesto para que el chileno baje los 70 este viernes. Ahí sería ideal para instalarse en cómodos lugares.
El líder es un enamorado de China. Bubba Watson puntea con -6 y desde que ganó el WGC en este país, ha tenido una grata relación con el gigante asiático. Tanto que hoy logró su mejor vuelta del año.