Warren Little/Getty Images Europe
Felipe Aguilar ha lubricado completamente su juego. Hoy, en el Omega Dubai Desert Classic, comandó una desatada vuelta para arrancar T2 en uno de los torneos más fuertes del principio de temporada en el European Tour.
En el Emirates GC combocó lo mejor de su repertorio. Una vueltaza 66(-6) lo ha colocado a solo un golpe del puntero español Sergio García (-7) y solo empata con un jugador. Así, el chileno logró la segunda mejor tarjeta del día e igualó el score más bajo que ha realizado en este torneo. En 2013, el Valdiviano hizo 66 en la tercera ronda donde finalmente cerró con el tercer puesto. Así que no hablamos de cualquier cancha. Es una que más de una vez se ha sentido cómodo.
Su -6 fue construido como trabajo de ingeniería. Tres birdies por la ida y otros tres por el regreso. Sin bogeys. La única imperfección fue un hierro errado que, a la postre, el Valdiviano lo corrigió para salvar el par. Pero lo demás, un espectáculo. Solo un green errado y pateando como control remoto.
Magnífica vuelta que levanta otro despertar de este jugador que llegó con mucha hambre a Dubai. El desafío de mañana no es más que seguir entre los mejores y salvarse del viento que está rugiendo con fuerza en el Emirates Golf Club. Es más, la organización no descarta la suspensión. Pero, de lo contario, Aguilar tendrá que sobrevir aún más porque le tocará salir en la tarde.
Tiger Woods no hizo más que sufrir. Una vuelta de +5 lo ubica en los últimos lugares. Poco preciso en el putter y enfrentándose a muchos castigos. Pero la verdad es que en lo primero ha fallado. El Tiger de antes, cuando jugaba mal, equilibrara un buen score sobre el green. Era su magia. Pero ahora ese vendría siendo su mayor problema en su regreso a las canchas.  Para la segunda ronda se viene la cuesta arriba del cerro porque, al igual que Aguilar, saldrá en la tarde cuando el viento corra fuerte y esta cancha no perdona tan solo un error en esas condiciones.
Leaderboard