Foto: Prensa Felipe Aguilar

La niebla causó un retraso inicial de más de tres horas en el Porsche European Tour. Así, por falta de luz sobre el final, no se pudo completar la primera ronda del torneo.  Felipe Aguilar venía avanzando duro y parejo hasta el duodécimo hoyo del Golf Resort Bad Griesbach de Alemania.

El valdiviano comenzó desde el hoyo 10 con dos birdies en los primeros tres hoyos. Así, con la convicción puesta en sus zapatos, el chileno se fue derechito hasta el hoyo dos sin bogeys. Puros pares para quedar momentánamente en el puesto T47 del tablero con -2.
En resumidas cuentas, una buena actuación. Se vienen otros dos par 5 para bajarse y Aguilar puede repuntar en un tablero donde el cuatro bajo te deja bien puesto.
El paraguayo Fabrizio Zanotti solo pegó algunos tiros alcanzando a jugar cinco hoyos con un birdie y cero bogeys. De los que alcanzaron a completar los 18, claro, están arriba. Especialmente para el único puntero, el austriaco Bernd Wiesberger. Su vuelta de 63 (-8) constó de nueve birdies, un eagle, un doble bogey y un bogey. Así de loca.
Mañana temprano se reinicia la ronda 1 y veremos, con mucho esfuerzo y si no hay intervención de la naturaleza, si se termina la segunda jornada. Ahí se verá el corte, donde Aguilar está entre la espada y la pared, porque hasta el momento los que clasifican están con -2. Solo su juego decidirá si se mete arriba o se va frustado de Alemania. Esto es golf muchachos…