Foto

Nico Geyger jugó su mejor vuelta en el cierre del Cordon Golf Open, válido por el Challenge Tour. Justo lo que necesitaba el chileno: cerrar bien para agarrar un buen puesto y quedar cómodamente posicionado en el ranking general. Y así lo hizo.

Con un score final de 67 (-3), Nico saltó hasta el T12 con -5 en total. Lo mejor de todo es que se puede ir son buen sabor del Golf Blue Green. Es que sobre el final, cuando iba par para el día, el chileno embocó tres birdies seguidos desde el 16. No se las quiso guardar, para nada.

«Jugué muy bien. Con un bogey hasta el doble del 15, pero por suerte pude terminar con tres birdies», remató el Geyger.

En la vuelta se dejó cinco oportunidades: así embocó cuatro birdies y un eagle. De maravilla. Geyger está jugando sólido y haber terminado al borde del Top ten lo confirma. El tiempo le ha estado dando la razón.

Mark Tullo no pudo cerrar de la mejor forma. Ha sido una semana bipolar para el chileno. Pero el gran factor fue el triple en el último hoyo del campeonato. Producto de ese error firmó un 73 (+3), que lo deja T32 con -1. A diferencia de su compatriota, Mark se va con mal sabor. Claro que, por el lado bueno, subirá algunos escalones en el ranking general. Tampoco ha sido un torneo malo. Al contario.

Mientras, el argentino Daniel Vancsik, que partió escoltando, hizo +4 para quedar T20 al final. El torneo lo ganó un inspirado español, Alvaro Velasco, quien hizo una vuelta de 62 (-8) para robarse el trofeo y ganar su tercer título en este circuito.

Ahora, Nico Geyger se va a Chile para volver a Kazajstán en tres semanas. Porque a partir de ese torneo será la hora de la verdad en este circuito.