Foto: Getty Images

Foto: Zimbio.com
Ahora se viene la gran recta final del Challenge Tour. Nico Geyger terminó el Terrei del Consoli Open con una vuelta de 73 (+1) para acabar en el puesto T56.
Pudo ser una buena preparación para el chileno. Esperemos. Porque ahora en adelante van a China los 50 mejores de la temporada más invitaciones para jugar dos torneos en el gigante asiático. Ahí se definen los 45 para Omán y la última fase del Q-School del European Tour. 
Así que octubre es el mes más cúlmine para el chileno. Luego de una feroz temporada ha podido llegar a la recta final con hartas chances. En Kazajistán jugó de maravillas y su cierre empañó su actuación. En Italia no estuvo del todo fino, pero finalizó el torneo y a estas alturas todo suma. 
Entonces «Nico» llega con una sólida armadura. Su misión parece sencilla, pero hay que lograrla. Porque si saca buenos resultados en los dos torneos de China y se mete entre los 45 mejores del Orden de Mérito muchas puertas se le abren. 
Después vendría un torneo en Emiratos Arabe antes de Omán. Quedando entre los 45 mejores jugará en Omán y un Top 10 (sumada a otras buenas actuaciones en China) tendría un 90% asegurado su ascenso al European Tour. En caso de no lograr esa hazaña, es casi seguro que disputará el Q-School. 
Todo se mantiene expectante. Y como estamos en la parte final de la temporada podemos hacer un airante conclusión de Geyger. Su calma ha sido el motor. Para jugar golf lo aplica y de alguna u otra forma se transluce en los resultados a lo largo del año. Sin arrasar, pero siempre avanzando. A ese ritmo puede llegar al European Tour.
Para Mark Tullo es un poco más complicado. No quedó entre los 50 mejores, pero recibió invitación para el próximo torneo en China. Así que una luz queda para el chileno y deberá estar preciso para encontrar su lugar entre los 45 mejores.
La próxima semana nos encontraremos en China. Y para este tipo de situación una buena actuación puede reemplazar todo lo malo. Así es el golf. Se ve lento, pero es tan rápido que un buen tiro puede cambiar todo.