Foto: Ross Kinnaird/Getty Images Europe)
El Kazakhstan Open es la mejor oferta del Challenge Tour. No por nada es el Major de este circuito y el torneo que más dinero reparte de la temporada. A cualquier jugador se le abren los ojos con este certamen y Nico Geyger ha puesto la primera marcha para doblarle la mano a esta exigente temporada que ha tenido en Europa.
Vamos con lo de hoy. Nico empezó en el puesto T35 del torneo. Nada mal. Se ubica a a dos golpes del Top Ten y a cinco del puntero cuando todavía quedan tres rondas por disputar en el Nurtau Golf Club de Almaty. Este jueves firmó una vuelta de 70 (-2) y, en teoría, fue perfecta. Geyger fue uno de los cinco jugadores (hay 132 participantes) que no hizo bogeys en esta complicada cancha que, de acuerdo a las otras ediciones, pocas veces han ganado con dos dígitos.
Dos birdies y 16 pares convirtió Nico en su vuelta. Espectacular comienzo que da ilusión. De los cinco que no hicieron bogeys, tres de ellos están en el Top Ten y uno en el liderato. Ahí debe estar Geyger por juego. Le toca enchufar más putts y otra historia. Mañana tendrá una especial oportunidad para hacerlo, ya que jugará en el turno de la mañana, donde el viento ni las pisadas de green afectarán en su vuelta.
El Kazakhstan Open es el perfecto torneo para sacar pasaporte al European Tour. Si lo gana, Geyger quedará entre los 15 mejores del Road to Omán y así entrará al grupo que asciende a la primera división de Europa. Incluso, si finaliza Top Ten, lo aseguraría entre los 45 mejores del Ranking para comprometerse jugar la final en Omán.
Uno que deberá trabajar y harto para superar el corte este viernes es Mark Tullo. El chileno no ha tenido un buen comienzo firmando una vuelta de 76 (+4). El «Escocés» vivió el lado feo de la cancha, donde dos dobles bogeys le costaron la ubicación T111. Así que mañana, al menos, deberá hacer una vuelta de -4 para alcanzar el corte y así no perderse de la oportunidad de este gran torneo para sumar en el Road to Omán.
LEADERBOARD