Foto: www.europeantour.com

Para mantenerse entre los mejores de un torneo no hay que ceder. Ningún putt, approach ni tiro, porque ese golpe fallido quedará dando vueltas en tu cabeza. Así es el golf, delicado y sensible. Una nueva oportunidad está tomando Nicolás Geyger, quien no se despega de la zona de candidatos para ganar el KPMG Trophy del Challenge tour.

El chileno bajó algo las revoluciones en la segunda ronda. Tras un debut de 64 (-7)impactos, hoy entregó una tarjeta de 68(-3) para ubicarse 3º en la tabla y manteniéndose a dos del puntero alemán Alexander Knappe.

“Otra vez logré comenzar bien la vuelta y eso me dejo en una buena posición. La idea para mañana sigue siendo la misma: hay que salir a jugar y buscar oportunidades para tratar de convertirlas”, declara el golfista desde Bélgica.

Y claro, esa fue la tónica de su recorrido, donde esta vez comenzó por el tee del 10. Con par al primer hoyo, en los tres siguientes hizo sendos birdies para luego subir y bajarse dos veces más hasta firmar ese -3 de la jornada que lo tiene entre los mejores. Con ese resultado, el jugador sudamericano queda con -10 en total y pegado a los dos primeros puestos.

Su compatriota, Mark Tullo,  también se mantuvo. Con un score de 69 (-22) se ubicó 30º con -5 en total y ahora con chances de  acortar algo de distancia para estar más cerca de las primeras posiciones.

Así otra vez Geyger fue uno de los destacados de la jornada y su nombre en el circuito comienza a ser conocido. Es un candidato claro y mañana deberá ratificarlo en uno de los días más difíciles de cada torneo: el tercero, donde la cancha se encargará de generar los errores más sensibles y delicados de este deporte. Éxito.