Punto aparte son las actuaciones de los latinos Fabián Gómez (ARG) y Camilo Villegas (COL) en el RCB Heritage, torneo PGA Tour que sacará chispas este domingo.

Gómez tuvo un gran comienzo este jueves cuando entregó una tarjeta de 68(-3) que lo dejó entre los mejores para el viernes, día que lamentablemente no pudo mantener por tirar un 76(+5). Hoy fue un día más regular para el chaqueño. Incluso todo iba bien: en la primera vuelta anotó dos birdies y un bogey. Pero en la segunda se encontró con un doble bogey y bogey para firmar finalmente un score 73 (+2).

El argentino se encuentra en la 55ª posición con +4 . Podría ser mejor para él, por lo que ha venido demostrando en esta temporada donde ya logró un título en el circuito. Una buena vuelta lo dejará conforme para que afine su juego para el importante torneo que se viene la próxima semana: Valero Texas Open.

Mientras, Villegas venía bien para este sábado con un antecedente de 71(par) y 72 (+1) en los días anteriores. Hoy tenía que ser la ronda para aspirar a ubicarse en una buena posición, pero fue una tarjeta de 77 (+6) que negó tales aspiraciones. Mañana se presenta con +7 en el casillero 69.

Por otra parte, el torneo jugado en el Harbour Towl de South Carolina tiene varios aspirantes al título. En soledad lidera el inglés Luke Donald con -7. El europeo ayer desaprovechó la ventaja que había obtenido en la primera ronda. Sin embargo, su 69 (-2) de hoy y más la caídas de otros hicieron que volviera a la cima.

Pero mañana tendrá presión, porque los estadounidenses Charley Hoffman y Jason Kokrak lo persiguen con menos seis. Su compatriota, Patton Kizzire, también amenaza con -5 desde la 4ta posición y otra tanda de jugadores que aspiran al título desde los -4 y -3.

Uno que cayó fuerte y quien era claro aspirante a ganar fue Jason day. El número uno del mundo marchaba segundo antes de jugarse esta ronda, pero una tarjeta de 79 (+8) defraudó al australiano que desde Augusta viene atravesando por estas tipos de situaciones.

Mañana será un día agradable para disfrutar de golf. Si el Open de España tendrá una final de miedo, el RCB Heritage tendrá más de una pelea para quien quiera consagrarse. El PGA Tour sigue teniendo lo suyo.