Foto: IGT Challenge Tour
Día espectacular han tenido los chilenos en el Q-School del European Tour. En el Bogogno Golf Resort, donde están jugando la primera etapa, Matías Calderón dejó prácticamente lista su clasificación a la segunda fase y Guidi remontó para dejarse una chance en la última ronda durante este viernes.
Sí, porque Calderón es puntero de la competencia tras firmar una sólida tarjeta de 67 (-5) para acumular -15 en total. Con ese resultado final, el chileno marca una diferencia de once golpes con el que sería el último clasificado (25 mejores). De esta manera, Mati tiene en sus manos el cupo para jugar la segunda etapa y solo falta ratificarlo este viernes .
Una opción es clasificar, pero otra muy distinta es ganar. No hay dinero ni un privilegio de clasificación, está el simple hecho de que engrandece este deporte: EL HONOR. Calderon está jugando esta semana como él quiere y todos los días ha bajado los 70. Incluso, solo ha marcado cuatro bogeys en estos 54 hoyos disputados, donde dos fueron realizados en esta tercera ronda. Mientras que hoy embocó cinco birdies y destacó con un gran eagle.
Complicado panorama tenía Philippe Guidi, quien había retrocedido varios puestos con su 76 (+4). Hoy, sin embargo, se ha recuperado de gran manera para darse una chance. Su vuelta de 68 (-4) lo ha colocado al ojo de los puestos clasificatorios, aunque nuevamente con la obligación de remontar. En total va par (puesto 43°) de cancha y el último clasificado estaría con -4, por lo que su tarjeta de mañana, al parecer, debe ser aún mejor que la de hoy.
Tan complicado no lo es. Su garra de hoy ha hablado por su excelente golf que demostró, por ejemplo, con dos eagles anotados. A ello sumó dos birdies y el único bogey convertido. Su vuelta fue suficiente, además, para superar el corte tranquilamente, ya que este se fijó en +2.
LEADERBOARD