Emiliano Grillo (ARG) during round 1 of the Honda Classic, PGA National, Palm Beach Gardens, West Palm Beach, Florida, USA. 25/02/2016. Picture: Golffile | Fran Caffrey All photo usage must carry mandatory copyright credit (© Golffile | Fran Caffrey)
Emiliano Grillo tiene uno de los mejores swing del PGA Tour y es uno de los con más futuros en el circuito. No por nada fue el mejor novato del año pasado. Un premio, por cierto, que se tiene que ratificar y el argentino lo ha puesto en marcha en el Honda Classic
3º va en el tablero tras finalziar la tercera ronda. Mañana de cabeza al título. Eso sí depende un gran factor llamado Rickie Fowler. El estadounidense lidera con -13, cuatro de ventaja sobre el segundo y seis de Grillo. Su caída depende para que otros se ilusionen. Nada más. Y la única manera que se ejecute es que este domingo haya una mala relación entre el PGA National y Fowler, que le ha hecho 66, 66 y 65 durante esta semana.
El destape de Grillo fue durante este sábado en Palm Beach. El argentino aprovechó que la famosa cancha de Jack Nicklaus entregó varias garantías con partidas adelantes y el viento soplando poco y nada. Así firmó un notable 65 (-5), segunda mejor tarjeta empatada precisamente con Fowler. Si piensas que leerás una impecable estadisitica de sus drives y hierros estás equivocado. Al contrario. 9 fairways y 12 Greens. Poco si consideramos que embocó seis birdies. Imprescindible su juego corto. Pero en especial su putter. Sagrado. De las oportuindades para bajarse aprovechó la mitad. El approach también importantísimo. Solo uno se le escapó que terminó en bogey.
Estará bueno lo que pase este domingo en el PGA National. Necesario para verlo y matar una tarde. Porque la cancha de Jack Nicklaus, con sus tres trampas del 15, 16 y 17, se pone cruel en estas ocasiones. El viento que promete correr y la presión en aquellos tres hoyos definirán al ganador y perdedor del Honda Classic. LEADERBOARD