Foto
Emiliano Grillo partió una guerra y lidera la batalla para destronar al puntero estadounidense,  Wiliam McGirt, del World Golf Championship Bridgestone Invitational.

El argentino tuvo clase en su vuelta de 67 golpes (-3) en el Firestone CC. Con un eagle en el 2 manejó a su propio ritmo en la cancha. La respetó y en señal de gratitud hizo puros pares hasta terminar los primeros nueve.

En el regreso esa paz se tenía que acabar. Atacar o no. Ese es el lema para ganar una batalla. Así emboco dos birdies y un bogey para acabar -3 temprano en la mañana. Más adelante, Emi vio que su nombre no se despegó del segundo lugar, empatado con otro hambriento a triunfo, Jason Day y el estadounidense Jimmy Walker.

McGirt, el líder, está cómodo arriba por su vuelta de 64 (-6). El jugador, que hace dos semanas celebró por primera vez en el PGA Tour, tiene serias amenazas y tendrá que arreglársela para mantener los tres tiros de distancia que conserva con las bestias que lo persiguen. Uno de ellos, claro, es Grillo. El argentino viene dando señales de que quiere triunfar en un torneo importante y ahora se le abrió la puerta. Pero, además, está Day, que quiere ganar todo evento destacado que venga por delante.

También, más atrás con -2, apareció Jordan Spieth. El N°2 del mundo empezó +2 en la primera vuelta y tuvo que finalizar con 4 birdies seguidos para exigir respeto. Cuando este se inspira, mejor tener cuidado. Empatado con el tejano se coló otro desaparecido, Rickie Fowler. Mientras que si hablamos del jugador del momento, Dustin Johnson, también se mete en la pelea ubicándose 9º con -1.

Por su parte, el latino y argentino en carrera, Fabián Gómez, hizo un score de 74 (+4) para colocarse 41º en el torneo.

Mañana otro día y tiene toda la pinta que el desenlace del torneo será brutal con puras figuras luchando por el título. Se ve que todos tienen hambre y Grillo tendrá que ver la manera para alimentar a las bestias y llevarse el premio major.