Foto extraída de Chile Golf (Federación Chilena de Golf)

Gustavo Silva terminó 3º (-4) en el Abierto de Los Leones y 4º (-11) en el Abierto de Chile. Excelentes actuaciones del rancaguino, quien ha sido uno de los más regulares en el inicio de temporada de verano.

De hecho, gracias a su tercer lugar en el Abierto de Chile, pudo clasificar a la Final de las Series de Desarrollo del PGA Tour Latinoamericano en México. Una gran opotunidad para Gussy, quien aún no pertenece a un circuito y esta parecía ser la mejor oportunidad para entrar a uno. Sin embargo, la ilusión fue abandonada por una influnte y principal razón: Falta de auspiciadores.

«Una de mis primeras metas para el Abierto de Chile era salir dentro de los 5 mejores. La segunda era tratar de ir a México para jugar la final. Pero como no cuento con auspicio es demasiado difícil para mí haber viajado en estos momentos por un tema económico«, declaró el Silva.

Y bueno, de sus metas, la primera la cumplió a punta de golf y por sí mismo. Pero la segunda llegó a una muralla que no depende de un tiro ni un birdie para treparla. Entra en juego otra cosa: El dinero y los auspicios.

Ahí esta el verdadero tope para que Gussy vaya a jugar el extranjero. Esta era su gran oportunidad para ser un chileno más en el PGA Tour Latinoamericano y así expandir la armada criolla por el mundo.

De esta forma, Silva seguirá jugando la temporada de verano para sacar los mejores resultados posibles. Y, en ese proceso, espera lucirse aún más para recibir el llamado del auspicio.