FOTO

Brittany Lang es la nueva campeona del US Women´s Open en el marco de otro final polémico. Desapercibida llegó a la cima para conquistar su primer major y cumplir las predicciones que se demoraron en concretar.

Así es, porque la estadounidense hace 11 años fue segunda en este torneo. Y lo inédito, siendo amateur. «Alguna vez ganará el US Women´s» dijeron las expertos. Un poco más de una década se demoró esa profecía de una jugadora que estuvo ausente de la elite del LPGA y solo conquistó un título en los diez años de carrera que lleva en este circuito.

Esas ganas de volver a pelear un US Women´s no pasó hasta esta versión. También tuvo un paréntesis en el 2011 cuando quedÓ 2da en el Women´s British Open. Así que su venganza y paciencia fueron los mejores motivos para llegar hasta la cima del CordeValle de California. Nadie fijó las miradas en Lang, que preparaba un revancha a todo quicio y esquivó todos los susurros de la presión.

No tuvo que demostrar un juego desplante ni ser figura estos cuatro días para levantar su segunda victoria en su carrera. Para nada. Es más, las miradas en las asiática y en Ko dejaron desapercibida a Brittany que escaló despacio en este terreno peligroso.

La estadounidense de 30 años empezó el campeonato con ganas, firmando un -4. El segundo día fue +3 y el tercero -4. Así llegó a dos golpes de Lydia ko, que desviaba todas las miradas para ella y su posible triunfo que la iba a convertir en la golfista más joven en ganar este major. Pero su abrupta caída a partir del hoyo 9 (con un doble y tres bogeys para adelante) cayó en manos de Lang, que esquivó todos los cuerpos derrotados para llegar a la meta empatada con la sueca Anna Nordqvist y con solo una vuelta de 71 (-1). La revancha llegó solo a sus manos y debió enfrentar en desempate a una jugadora que venía de hacer 67 (-5).

El mejor acumulado del 16, 17 y 18 definía a la ganadora. Tuvo que repetir esos hoyos de angustia, en especial el penúltimo todo casi todo se le vino todo abajo cuando hizo bogey. Pero jugando con la misma tónica que le representó esta semana ganó tranquilamente a su rival, que explotó. Mientras ella hacía par-par-par, Nordqvist recibió dos golpe de castigo por tocar el palo con la arena, solo que le avisaron  cuando iban prácticamente empatadas en la mitad del 18. Con doble bogey  y un bogey al final no pudo hacer nada con la desconcentraciom que le incitó la organización. 

De todas maneras Brittany puede celebrar tranquila, porque ganó bien y 11 años pasaron para volver a este momento, que se resumió en un segundo cuando la pelota de Brittany Lang entraba en el Hoyo 18 del CordeValle.