PGA Tour LA / Enrique Berardi

El australiano Karl Vilips sigue liderando con -10 el Junior Orange Bowl y Joaquín Niemann no se le desprende. El chileno se ubica T5 con -6 y sigue con vida tras una tremenda reacción.

El chileno remontó en el Biltimore Golf Course con garra y fuerza. Hoy tuvo que terminar con Eagle, Birdie, Birdie y Par en los últimos cuatro hoyos para seguir con vida. Tremenda reacción. Como sabrán, venía +3 para darlo vuelta a un -1 (71 golpes)

Es difícil no renunciar al título con esa garra. Niemann sigue con vida, a pesar que tres jugadores más se le colaron: el noruego Kristoffer Reitan (-9), el francés Edgar Catherine (-8) y el argentino Mateo Fernández (-7). Así que se pone difícil la situación. Pero Joaco es terco. No quiere bajar los brazos e insiste. Lo demostró en las últimas dos rondas, donde en los últimos hoyos venía sobre par y lo dio vuelta. Solo falta afinar su comienzo en cada vuelta y podremos ver una remontada letal.

Benjamín Saiz no se mueve de esos lugares y sigue T40 tras otra vuelta de 75 (+4). Esta vez, sin embargo, hizo sus primeros tres birdies. A pesar de estar lejos de los primeros lugares, comparte una particularidad que lo une con Niemann: ambos arriesgaron y eso tarde o temprano traerá su recompensa en este deporte.