En el golf hablar de “favoritos” antes de que comience un torneo no genera una gran presión, como sucede en el fútbol o tenis. De todos los participantes que jugarán la 80a edición del Master Augusta, que comienza este jueves, se puede afirmar que cada uno tiene chances de ganar, unos  con más probabilidades que otros. Sin embargo, ahora es una ocasión especial: al parecer Jason Day, el flamante número uno del mundo, se lleva todas las apuestas para probarse la chaqueta verde este domingo.

Es que el australiano las tiene todas para ganar, por ende, llega con total favoritismo. Hace tiempo, opino desde mi perspectiva, alguien no llegaba con tantas apuestas. Para partir, estrena su liderato en el mundo del golf, luego de ganar el mundial de Match Play sin discusiones.

Y lo que hablo es totalmente cierto: Jason Day llega como principal favorito al Master. Tengo varias razones para argumentar. Primero, la gente del golf cree que va a ganar, pues lidera el centro de apuestas. Pero eso no basta, el australiano llega con un antecedente casi perfecto, que lo llevó precisamente a ser el número uno.

De sus últimas trece apariciones en torneos PGA Tour, ha logrado seis victorias. Un logro que antes de llegar al Master solo Tiger Woods había ejecutado. Todo esto lo ha conseguido mediante una gran concentración  y regularidad en su juego, apostando fuerte al juego corto y al putting bajo presión. Incluso, en la semana que se adjudicó el Match Play, embocó once putts entre tres y cuatro metros y  medio. Está claro: sobre el green es un depredador.

¿Y qué podemos decir de sus actuaciones en el  Augusta National? Bastantes positivas, incluso en ocasiones rozando el trofeo. En el 2015 había comenzado en el segundo lugar tras firmar una tarjeta de 67 (-5); sin embargo, en los otros días se complicó y solo sumó vueltas sobre los 70 golpes  que lo dejaron en   casillero  28º con -1 en total. Pero en versiones anteriores tuvo mejores pasadas el “depredador”: en 2014 finalizó 20º (+2), en 2013 tercero con -7 y en 2011 miró de muy cerca el primer lugar al terminar con -12, que le permitió quedarse con el segundo lugar y a solo dos tiros del sudafricano Charl Schwartzel.

Day, que ya lleva nueve títulos en el PGA Tour y donde ganó el último major (PGA Championship),  llega como favorito de las estadísticas y de la gente. Pero vamos, no se olviden de los otros participantes, que del silencio pueden ir trepando a la cima, como el mismo Spieth, quien en el Augusta National defiende un título y posee un segundo puesto en el 2014.

Este jueves sabremos la primera impresión que nos estregará el Master Augusta, donde Jasón Day ya tiene trío para asumir su desafío: el estadounidense Matt Kuchar y el sudafricano Ernie Els tendrán el honor de acompañar al número uno del mundo, que tiene ganas de probarse la apreciada chaqueta este domingo. Veremos.