Source: Jamie Squire/Getty Images North America
Jordan Spieth sacó uno de los últimos cupos para postular al título del WGC México Championship. Entró por la cocina y quedó con uno de los últimos números, pero después del 63 (-8) que despachó este sábado cualquier escenario se puede dar cuando hablamos del estadounidense.
Su 63 fue la mejor tarjeta del torneo. Spieth tuvo una cruzada de cables en la segunda jornada y salvó una vuelta de +1 con triple bogey incluido. Ese comienzo lo ubica T10 (Claro, podría estar más adelante).Pero ayer se soltó en el Club de Golf Chapultepec. Sus seis birdies y un eagles lo llevan con una granada todavía por explotar. Esto no ha sido todo. Eso sí, el estadounidense tiene a unos cuántos (y bestias) por superar primero.
Justin Thomas va primero (-12). Jugador estrella del 2017 con dos títulos consecutivos. Segundo es Dustin Johnson (-11). Número 1 del Mundo y está jugando perfecto desde tee a green. Es un peligro. Tercero empatados (-10): Rory McIlroy y Phil Mickelson. El norirlandés está entrando con fuerza, aunque ayer cedió terreno. Hoy al ataque. Phil, otra cosa. El jugador que más sabe jugar mal: dropeando en lugares inexistentes y cogiendo solo cuatro fairways hace 68 (-3).
Después, en el T5 (-9) Lee Westwood y Jon Rahm. El inglés hace tiempo no gana y de los nombrados junto a Phil es uno de los que más sabe de golf. Mientras que el español tiene una tremenda personalidad. No lleva ningún año como profesional, suma un triunfo en Torrey Pines en el PGA Tour y en su primer WGC llega a los últimos grupos del domingo. Realmente espectacular.
Con eso se topará Spieth si quiere ganar. No es tan sencillo y deberá trabajar el texano. Por supuesto, que otro 63 obligaría a Thomas hacer 68 y a Dustin 68 para quedar empatados. Es una tarea compleja, pero a la que está dispuesto a cometer. Al menos, con la visión y lectura que tuvo en este tiro, soplará cualquier cogote para llevarse el WGC México Championship.