Getty Images
El PGA Championship regaló un major impresionante. Mientras la arremetida de Tiger Woods montaba un escenario épico, Brooks Koepka ganaba el cuarto Grande, soportando en el hombro la presión de Tiger y su deseo de volver a la victoria.
Tiger is back. En gloria y majestad. Sí, no ganó y en este tiempo se ha pillado con los dos jugadores que más sensación han causado en los últimos meses: Francesco Molinari le quitó el triunfo en The Open y ahora Koepka en el PGA Championship. Y con Tiger la pregunta cambió y volvió una que fue cuestionada hace  años: ¿Alcanzará o superará a Jack Nicklaus de victorias en Majors?
Tarde o temprano, Tiger volverá a ganar. Hoy lo tuvo en sus narices, pero Koepka estuvo firme y aunque sí le hizo efecto las pisadas de tobillos, aguantó hasta que sacó ventaja de dos golpes para ganar. Notable cierre del estadounidense y sus últimas tres rondas de 63, 66 y 66. Fuerza física y mental. Un pedazo de jugador con todas sus letras y que este año conquistó un doble US Open y ahora otro major. Brooks es un golfista que empezó en el Challenge Tour y tras años de intento, hoy tiene más victorias en Grandes que en regulares torneos del PGA Tour.
En este último major ha sonado también la palabra Ryder. Estados Unidos, ojo, armó gran parte de su plantel y faltan las elecciones de Furyk, donde el nombre Woods están afirmando un hecho que hace solo unos meses era imposible de suceder.