Fabrizio Zanotti, fiel compañero de    Aguilar, conquistó el Maybank Championship. Segundo título en el European Tour y cerrando un triunfo de maravilla. 

El paraguayo terminó con birdie-eagle para firmar un vueltón de 63 (-9). Cierre de campeón. Pocas veces visto ganar así. En los últimos 40 hoyos anotó 13 birdies, un eagle y cero bogeys. Orgullo y fuerza latina. Desde Asunción, un emergente y ejemplo de golfista. 

Aquí podemos ver su reacción cuando se llevó el triunfo, donde Aguilar le dio el primer apretón tras su victoria.

Mientras, Felipe Aguilar terminó en el T47 del Maybank Championship. Fin de un mes trabajado para el chileno. Brutal. 

Han sido cuatro torneos al hilo al frente de duras condiciones. Tres en el Circuito del Desierto y cerrando en Malasia. Todos con grandes factores climáticos. Calor. Lluvia. Vientos. Canchas largas. El físico ha puesto a prueba y la verdad es que el European Tour pone en jaque a cualquiera que no llegue mentalizado. 

Aguilar se ha sobrepuesto de todo. Tres de cuatro cortes superado y su única eliminación fue el capricho de la maldición que no lo ha evitado en seis ocaciones en Abu Dhabi.

Ahora, en el Saujana Golf, terminó con un par de cancha para cerrar el torneo con -3. Tampoco ha sido una semana brillante, pero sí luchada y firme en los tiros largos. Sobre el green, en general, no ha andado fino. Y si este jugador no puttea bien la diferencia es brutal cuando anda desatado. Así que es cosa de paciencia para los resultados mejores, tan necesario en este circuito que va exigiendo cada vez más hasta la hora de la verdad.