Foto

Thongchai Jaidee fue, sin duda, el mejor del 100th Open de Francia. El tailandés se lució en los cuatro días de competencia para triunfar por octava vez en el European Tour. Rory, Molinari ni Kaymer pudieron bajar el asiático que agarró el liderato para no soltarlo más desde la tercera ronda.

McIlroy priorizó este torneo por encima del WGC- Bridgestone Invitational -donde están los tres mejor del mundo- para defender su reinado en Europa. Pero se topó con Jaidee, un jugador que con sus 46 años demuestra su experiencia a todo terreno. Su victoria la ganó con un -11 en total sacando, tranquilamente, cuatro golpes de ventaja sobre el italiano Francesco Molinaria, segundo mejor.

¿Cómo levantó un triunfo este jugador que en fairways apuntó en promedio 8 de 14 en el campeonato, mientras que los greens en regulación tuvo una precisión de 12 sobre 18? La respuesta es el putter. Nunca superó los 29 por vuelta, mientras que en el juego corto tuvo recuperaciones letales para dar aviso que su nombre es sinónimo a jerarquía en Europa.

Su preciso juego sobre y al rededor del green lo reflejó en su tarjeta. En los últimos 36 hoyos sólo hizo un bogey y fue sobre el final, en el Hoyo 18 de la cuarta ronda, cuando ya tenía amarrado la victoria. A veces, en el golf la mejor estrategia es esa, los que atacan no son siempre los que ganan. Su experiencia le permitió leer la cancha de esa manera y sus cuatro golpes de diferencia sobre el segundo le dan la razón.

Rory McIlroy nunca pudo encajar en el Le Golf National durante los últimos dos días. Mientras el tailandés se preocupaba de mantener su liderato evitando el bogey y haciendo birdie de vez en cuando, el norirlandés cayó en la ansiedad e hizo lo contrario de Jaidee. Finalmente se conformó en el 3er puesto con -6 en una última jornada donde el birdie fue su enemigo.

El paraguayo Fabrizio Zanotti, único latino sobreviviente, tuvo un buen cierre. Tras dos vueltas de 72(+1) y una de 73(+2), pudo hacer su mejor score en la última ronda firmando un 71 (par) para culminar 33º con +4 en total. Un poco más de 26 mil euros se llevó al bolsillo y seguramente un avance en el ranking to Dubai.

Ahora viene el Scottish Open en la antesala del Open Championships, donde los latinos presentes (Felipe Aguilar y Zanotti) tendrán otra posibilidad de tener una buena actuación y así clasificar al tercer major del año.