Antonia Matte se perfila como una de las jovenes con más proyección en el golf chileno. Aunque es apresurado candidatearla. La ícona frase de EM Academy «Disfrutando el proceso» no puede encajar más en esta jugadora de 14 años, que presume una historia de superación para convertirse en la jugadora juvenil Nº1 de Chile, cuando aún no ingresa a esa categoría.
Anto ha vivido procesos malos y buenos. Sí, la clave son disfrutarlos, pero también superarlos. El año pasado atravesó por momentos difíciles en el golf. En esos bajones, a una edad tan prematura, es peligroso para crear motivación.
«Sí, estaba frustrada. Estaba jugando mal y creía que no me lo merecía tanto», reflexionó Matte. Su golf estaba malo y su clímax fue en el Sudamericano Pre Juvenil. Ahí clasifican tres y no entró. Duro golpe.
Así que poco antes de eso, cuando su golf no encajaba, tomó las clases particulares con Eduardo Miquel y EM Academy. «Cuando partió con nosotros lo hizo increíblemente. Venía en un mal momento. Con bajón y frustada. Ni siqueira habia podido entrar al Sudamericano Juvenil, así que le desarrollamos un plan de trabajo y hoy en día es la mejor Juvenil por Ranking. Ahora está con muchas ganas y sabiendo utilizar su técnica y disciplina», comentó Edo sobre su pupila.
Tiene razon. Esta jugadora es astuta dentro y fuera de la cancha. Como ella hay pocas que le pegan tan lleno a los drives y hierros, pero que también sepa ocupar su disciplina para superar los momentos malos. «Cuando comencé a tener más clases con Edo, me empezó a ir mejor y me entretenía, gustaba y motivaba más«, aseguró la jugadora de Los Leones.
Así, de a poco y apunta de disciplina, entrenó hasta recuperar el nivel y sobre todo las ganas. Y una de las claves fue Edo con la Academia. «Aún es chica. Pero veo en ella muchas ganas. Será muy buena jugadora, independiente si escoge el camino profesional o amateur. Tiene mucho desarrollo y técnica. Está aprendiendo, así que estoy muy feliz por ella», dijo Edo.
Por estas razones es Antonia una de las joyas del golf femenino chileno. Un diamante en bruto al hay que pulir. Edo Miquel lo está haciendo, pero finalmente todo se reduce en las ganas. Matte las usó y tiene ambiciosas proyecciones para este año.
«Ella rinde muy bien bajo presión, sobre todo cuando está en el extranjero. Le falta madurar, y tienes todas las herramientras para seguir desarrollando todo su potencial», aseguró Miquel.
«Para mí la más importante es ir a la Copa Los Andes y ganar el Sudameriano Pre Juvenil en equipos. Me gustaría también jugar el Optimist y el IMG en San Diego. Ojalá que salga uno».