Foto: Federación Colombiana de Golf/ Copa Los Andes
Este miércoles 30 de mayo comenzará la disciplina del golf en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018. Como sabemos, Felipe Aguilar y Nico Geyger se han bajado de la competencia por entrar inesperadamente al Abierto de Italia del European Tour y que es válido por las Rolex Series. De esa manera, Natalia Villavicencio será la única representante nacional y estará acompañada por el coach de la delegación, Lucas Morandé.
Para la Villavicencio es la primera representación nacional en una cita olímpica. Dejando fuera la presión necesaria, un buen resultado es vital para su carrera y el bien del golf chileno. Esto porque, como dijo el presidente de la Federación Chilena de Golf, Felipe Bertín,»Si ven que Chile puede tener medalla en cada cita olímpica comprobarán que es un buen deporte», explicó el presidente en la entrevista realizada por este medio durante la semana pasada sobre la la relación de este deporte con el Ministerio.
El Ministerio del Deporte apoya a los golfistas chilenos a través del Comité Olímpico de Chile. «Nosotros canalizamos el aporte a los mejores deportistas del golf y hacemos el canal y aporte indirecto, generando una nómina con los mejores deportistas y el Ministerio elige«, detalló Bertín.
En suma, una buena actuación de Villavicencio ratificaría el apoyo al golf chileno y sobre todo para su carrera. La jugadora de South Florida planea probarse en el Ladies European Tour a fin de año y en el Symetra Tour para el próximo. Para ello, el apoyo económico es fundamental y un buen resultado en Cochabamba despertaría el interés de muchos y la justificación para que el Comite Olímpico diera el respaldo en su próxima etapa como profesional.
«Si tengo una buena actuación y logro una medalla, creo que la gente se va a interesar y van hablar un poco más para así estar más seguro a la hora de apostar en una jugadora como yo«, planteó la chilena también en una entrevista hace unas semanas por Puro Golf.
«Siempre he dicho que es un honor representar a Chile en todos los ámbitos, me ha tocado jugar por la Federación y me encanta. La paso bien. Por suerte me ha ido siempre bien en Copa Los Andes y ahora jugar en los Odesur de Cochabamba con profesionales será una gran experiencia«, dijo Natalia.
Villavicencio planea hacerse profesional el próximo año y sabe que para desarrollar esa carrera debe contar con apoyo económico. «Ahora estoy buscando apoyo, falta encontrar recursos y se necesita para viajar afuera a competir. Es importante encontrar a alguien que logre apostar por ti, eso es súper difícil en el golf», explicó en la entrevista antes de viajar a Bolivia.
El reto en el Country Club Cochabamba no será sencillo, pues en el field hay jugadoras de categorías. La colombiana María Jose Uribe es la principal candidata para ganar la competencia. Mariajo está en el primer orden del golf femenino mundial, donde juega interrumpidamente desde el 2010 en el LPGA. Otra figura es su compatriota. Paola Moreno, quien también actúa en las grandes ligas y por ejemplo lleva tres victorias en el Symetra Tour. En ese circuito, precisamente, ha participado la panameña Laura Restrepo. Mientras que de las aficionadas, destacan la paraguaya Sofía García, mejor rankeada del World Amateur Golf Ranking (WARG) en el field, y la segunda argentina Ela Belen Anacona.