Foto: Benja Alvarado
Benjamín Alvarado ha ganado el Abierto La Serena 2018. Más que un triunfo, es el destape de una botella acumulada desde 2013, cuando se coronó por su última vez en Brasil.
Alvarado ha ganado como corresponde. Su vuelta fue la mejor del día, un sólido 67 (-5) y que regaló un bogey en el 18 para la emoción. Su principal rival, el boliviano Kevin Muriel, se caía a pedazos mientras tenía la victoria amarrada en los primeros doce hoyos. En ese lapso el antiplánico venía cinco menos hasta que convirtió tres bogeys. En tales instancias con viento y en una cancha como La Serena tan frágil con los errores, hay que estar operado de los nervios y eso ha marcado la diferencia.
Alvarado consiguió una nueva victoria en el terreno nacional. Su último triunfo, sin embargo, fue en el Abierto de Brasil 2013, por el Web.com Tour. Ahora tachó esa deuda de su lista; su pendiente es el extranjero, algo que va en serio esta temporada. Está en un momento perfecto con su inspiración que comenzó en la Final de las Series del Desarrollo, donde perdió en Playoff con Horacio León. Desde ese torneo, en el plano nacional, quedó 10º en el Polo, 5º Marbella, 2º Rocas de Santo Domingo y 5º en Granadilla. Que el PGA Tour Latinoamérica se ponga alerta, porque este jugador va en serio.
En Varones ganó Joaquín Niemann, quien a pesar que hizo 69 (-3) no le alcanzó para igualar a Alvarado. Finalmente Benja estaba destinado a ganar porque ha buscado con paciencia este triunfo, entre caída y porrazo, para callar algunas bocas y empezar a oídos sordos a buscar lo suyo, pues al fin y al cabo ese es el camino para llegar al éxito. RESULTADOS

Comentarios

Comentarios