Foto: Warren Little/Getty Images Europe
Tanto en el European Tour, como en el Challenge, están viviendo su tramo final de temporada. Cada uno se está abrochando el cinturón según necesidad y el de Felipe Aguilar, especifícamente, es apretado. El chileno se juega su última oportunidad esta semana para tener estatus completo en el próximo año del circuito europeo.
El Andalucía Valderrama Masters, que se juega esta semana, es el último torneo antes de los playoff. El primer evento de la fase eliminatoria, en Turquía, van los 70 mejores de la temporada y esa misión para el chileno se ve compleja, considerando que Aguilar se ubica 128° en el Race to Dubai. El valdiviano está concentrado para quedar entre los 100 mejores, porque de esa forma permanecería con full estatus para el próximo año. Una misión difícil y el resultado que necesita para un final feliz ya lo tiene enterado en su mente. Su golf está programado.
Aguilar necesita un Top 5 para meterse entre los 100 mejores y quedar listo para el próximo año. Un desafío complejo, pero que varias veces ha logrado ese resultado en el European Tour. Este año, sin embargo, solo ha conquistado un Top 10. Pero a estas alturas ya no importa lo que pasó en el año. El chileno ha demostrado que la bandera blanca no existe en su carrera y el golpe, tarde o temprano, lo dará para quedarse donde pertenece.
Aguilar lucha por seguir en el European Tour y así jugar la mayoría de los torneos en el 2018. De todas maneras, si no consigue su objetivo este fin de semana, no habrá un desastre monumental. El valdiviano seguirá con estatus, podrá jugar varios torneos, claro no los importantes, y tendrá para luchar en el año. También habrá otra última oportunidad en la final de la Escuela. Su escenario no es nada devastador.
Al presente. El Real Club Valderrama de Sotogrande es uno de los campos más complejos del mundo y sobre todo de España. El Open de ese país en el 2016 fue un derrame de sangre. Cuando las condiciones son duras es un sálvense quien pueda. Hablamos de un campo hay que aguantar más que preocuparse de hacer birdies. Haciendo pares, cae uno que otro birdie y de a poco vamos subiendo. Esta semana realmente será un desafío extremo para Aguilar.