Terrance Armstard - News Time
Rodrigo Rivas actualmente se encuentra finalizando sus estudios en la UCA (University of Central Arkansas) y proyecta su llegada al profesionalismo, sumándose así a la nueva camada de golfistas chilenos por el mundo. Desde Estados Unidos nos cuenta cómo llegó al país norteamericano y qué proyecciones ve para su carrera, entre otras cosas.
“Antonio Costa y Mauricio Galeno me pusieron en contacto con UCA. Hablé con el Coach, le mostré mis resultados y me ofreció una buena beca. Era algo de lo que no estaba tan seguro de hacer, pero era la mejor oportunidad que tenía para jugar harto golf, conocer otras lugares y canchas, y sacar mi carrera adelante”. Así cuenta Rodrigo cómo llegó a Estados Unidos, cuya decisión ha sido fundamental para dedicarse a este deporte. 
Su estadía en Arkanzas ha traído buenos resultados, como el récord que consiguió en 2014, cuando empató el máximo score de una vuelta para la universidad con 64 golpes (-8), esto en el Campeonato Jim Rivers Intercollegiate.
En dos meses Rivas se graduará para dar paso a su vida como futuro golfista profesional. Aunque para que llegue todo eso, primero debe haber un largo camino de superación y sobre todo, qué decisiones tomar al respecto. A corto plazo tiene pensado seguir en Estados Unidos hasta mediados de Agosto, donde podría dar clases en una academia de la capital. “Me gustaría ayudar en distintas áreas, ya sea con juego corto, el putt, estrategia en cancha, ejercicios para el golf, etc.”
Hay maneras y maneras de empezar a jugar golf. Algunos nacen con el palo en la mano, otros se dan cuenta de su talento a mayor edad, como fue el caso de Rivas, que el destino lo llevó a conocer este deporte.
“La verdad fue de pura casualidad. Fue un día en febrero del 2010 en el que estaba en Costa Cachagua con mi familia. Un día en la tarde iba a ir con mi primo a la playa, pero el día estaba nublado así que nos quedamos en la casa y mi mamá me dijo que tenía una clase de golf así que la acompañé. Me picó el bichito y quise seguir jugando. Mi mamá nunca más jugó y hasta el momento soy el único que juega golf de mi familia.”
Antes de dar el salto al profesionalismo, Rodrigo quiere sumar experiencia en los Abiertos que se juegan en Chile durante el año, así que no se extrañen si este nombre aparece en el tope del tablero esos días. “Me encantaría poder jugar todos los abiertos y jugarlos lo mejor posible para pelear la copa en todos. Uno que me gustaría ganar por lejos sería el Abierto de Chile o el Abierto del Sport”.
¿Circuito predilecto para jugar?: “El próximo año me gustaría jugar en Europa. Nunca he ido y la verdad es que hay muy buenas canchas de golf por lo que me han contado y he visto. No descarto ningún tour la verdad. Siempre que se pueda, intentaría jugar en varias partes (…)Quiero hablar más de esto con quienes han estado allí como Tullo o Aguilar. Les preguntaría sobre cómo empezaron, ver qué opinan y qué me recomiendan”.
¿Cómo es su juego?: “Yo la verdad es que no le pego tan largo. Mi especialidad son los hierros cortos y wedges, ahí es cuando ataco. Me encantan los tiros de entre 50-140 yardas, siento que cuando tengo esa distancia las puedo dejar dadas o meter.
En general me gusta jugar agresivo manteniendo mi estrategia. Cuando sé que puedo atacar la bandera, ya sea que allá y bunker al lado, agua o fuera, le tiro sin pensarlo mucho. Quizás esta mentalidad me ha costado varios tiros en los últimos años, pero he estado practicando cuando atacar y no”.
¿Futuro en Chile a corto plazo?: “Me encantaría jugar la Copa los Andes antes de hacerme profesional y obviamente el LAAC, pero si no clasifico o no los juego no me molestaría para nada. Pude jugar por Chile varias veces antes de irme a USA y lo volvería a hacer si tengo la oportunidad”.

Comentarios

Comentarios