No hay dudas. La constancia premió a Christian Espinoza y el chileno es el nuevo campeón del Abierto Las Rocas de Santo Domingo.

El chileno brilló para sacarle los tres palos a Gustavo Acosta y terminar ganándole por cuatro golpes. Majestuoso. Tiger despachó una vuelta de 65 golpes (-7) para llevarse la victoria en Santo Domingo. Cierre de campeón.

67,70,70 y 65 fueron las tarjetas de Espinoza. Uno de los tres jugadores, con Gustavo Silva y Antonio Costa, en hacer puras vueltas bajo par durante las cuatro rondas. Para el día final venía -5 en los primeros nueve hoyos. Así terminó por sacar de quisio al argentino, que al par del 16 y el birdie del chileno le dejó el camino libre para el título. 

Podemos decir con total seguridad que en ningún aspecto Espinoza estuvo débil. Y si tenemos que destacar algo fueron sus hierros. No era necesario ver esos tiros, el ruido delicado del golpe daban la sensación de impacto. Fino toque. Quizás hubo mejores en cada ronda, pero en la conclusión no hubo dudas que Tiger fue superior.

El segundo lugar fue para Acosta con -12 y el sorprendente Andrés Leontic -7 (que a su vez se llevó la victoria en Varones). Así Espinoza ganó con cuatro golpes de diferencia segundo, nueve con el tercero y diez con el cuarto lugar de Gustavo Silva y Antonio Costa. Brutal. Tremendo triunfo que servirá para para darle confianza en el Q-School del PGA Tour LA, donde jugará el martes para recuperar la tarjeta del circuito.