Foto cortesía: Asociación Uruguaya de Golf
Chile se va con la frente en alto. Tanto los varones como las damas tuvieron resultado perfecto este sábado y ganaron todos sus partidos.
Los varones finalizaron en el 3° lugar. En las últimas tres ediciones, los chilenos no han terminado peor que un tercer puesto. La victoria la tendrán que seguir buscando y ser constante para no dejar a una generación que tiene razones de sobra para ganar Copa Los Andes, cuyo trofeo no se lo traen desde 2012 cuando lograron un épico triunfo en Venezuela.
Este sábado jugaron ante Argentina, tomándose una revancha bien dulce desde la última edición. El año pasado en Bolivia, los chilenos sufrieron una paliza en manos de los trasandinos por 12-0 y ese mismo marcador se repitió en el Club de Golf del Uruguay. Gana-Morgan se impusieron en el foursomes por 2&1, igual que Errázuriz- Bustos. Mientras que en los singles esos mismos cuatro jugadores ganaron todos sus matches. Día perfecto que se replicó ante los locales, donde Chile derrotó 10-2 a Uruguay. Solo Morgan-Gana recibieron un revés, los demás disfrutaron de triunfos.
En los aspectos positivos a analizar y desde un punto de vista macro, Chile ha sufrido bajas como la de Joaco Niemann, Cristóbal Del Solar, Yayo Correa, entre otros, que se han ido al profesionalismo; y sin embargo, ha demostrado tener potencial de recambio. Así lo han confirmado en los últimos tres ediciones donde ha acabado dos veces tercero y una segundo.
Por otro lado, durante esta semana en Uruguay, hubo un equipo fuerte y difícil de vencer. En ningún partido recibió una paliza; de hecho, en sus únicas dos derrotas, ambas fueron por 4-8. No regala y es un equipo con resistencia pues, además, solo Brasil (flamante campeón) lo superó en la cantidad de puntos chicos con 62 y Chile consiguió 61. He ahí un buen reflejo.
Justamente de ese último dato, Chile también saca pecho. En 2016, cuando terminaron terceros en Perú, fueron los que más puntos chicos sumaron con Argentina (campeón). 63 en total. Mientras que el año pasado los nacionales sumaron 59, el segundo mejor puntaje después Argentina, que también fueron los campeones. Si sumamos todas las unidades de las últimas tres ediciones, que al final y al cabo son los matches foursomes y singles, Chile y Argentina son los que más han conseguido con 183 en total. Colombia los sigue con 161.
En conclusión, Chile debe cerrar los triunfos tanto en los matches como en los duelos en general. Solo así se podrá volver a celebrar una victoria, porque en los demás no es un secreto que los nacionales tiene uno de los mejores planteles de Copa Los Andes.
Por otro lado, un gran apretón tuvo Brasil para ganar. Hablamos de un equipo que en Lima 2016 sufrieron un descenso y, por lo tanto, no pudieron jugar en Bolivia. Finalmente fueron dos años de replanteamientos y preparaciones para ganar Copa Los Andes en Uruguay, triunfo que no lo habían conseguido desde que ejercieron de local en 2011.