Hay que resolver una ecuación para entender cómo un golfista logra cada objetivo que se traza en un tiempo corto.
Hace exactamente dos años, circulaba el rumor en el golf chileno de que Joaquín Niemann se iba a convertir en profesional. Esto después de que haya acortado una beca con University South Florida. Luego esa decisión se fue tomando forma, al punto que el propio golfista nos confirmaba en una entrevista personal de que después del Latin American Amateur Championship iba a abandonar el amateurismo para no usar más los short en los campeonatos. Primer objetivo propuesto y para el golf universitario pasaba de largo.
Niemann y su entorno querían el profesionalismo, pero de que dos compatriotas suyos habían ganado el LAAC y que más encima se iba a jugar en su país, se postergaba esa decisión.
Cuando Joaco ganó ese torneo en Chile, y que le dio la clasificación al Masters, enlazó una racha impresioantente. Así trazó nuevos objetivo y no se demoró mucho en tacharlos. Después de jugar el Masters la misión era llegar a las Web.com Tour Finals (Ahora Korn Ferry Tour) para adquirir la tarjeta del PGA Tour, pero la consecuencia de buenos resultados dijieron otra cosa: Ocho participaciones le bastaron para conseguir su estatus completo en este circuito. Increíble.
Después de asegurar la tarjeta, el objetivo era mantenerla. Tal vez este fue el objetivo más difícil. En la gira de invierno no tuvo buenos resultados, pero cuando empezó el vernao nortemaericano cosechó sólidas actuaciones, entre ellos, dos Top 5 que le fueron suficientes para tachar esa misión que trajo una que otra duda.
¿La siguiente misión? Ganar un torneo, pero con 20 años ese objetivo tenía más plazo, aunque sí, en sus redes sociales Niemann felicitó a un colega suyo por una victoria en el PGA Tour, admitiendo que esperaba celebrar su propio triunfo en la siguiente temporada. Dicho y hecho. Joaco se demoró solo un torneo para concretarlo. Luego de llegar a los playoffs y qeudar entre los 70 mejores, se tomó un descanso, volvió a Chile y en el primer certamen se adjudicó el título en el Greenbrier.
En el golf y la vida las decisiopnes son fundamentales. A veces se deja en manos del destino, el instinto o la experiencia, pero cada paso de Niemann fue por el hambre de ganar y así se ha convertido en el golfista más importante del golf chileno y el mundo de este deporte está con los ojos puestos en él.

Comentarios

Comentarios