Este sábado comienza la Copa Alvaro Montt, más conocida como el Dobles de Granadilla. El torneo, dipsutado en 36 hoyos y en Best Ball, es un clásico de la Quinta Región y este 2017 viene más sabroso que nunca.
Cuando el Abierto de las Brisas de Santo Domingo se jugaba por esta fecha (el 2016 se disputó en noviembre) la participación de los profesionales estrellas era muy reducida. Solo aquellos que no pasaban el corte se aparecían por Viña. Pero ahora el camino está despejado. Entonces varias figuras jugarán este sábado con sus partners y que meten miedo.
Mito Pereira- Espinoza: Una de las parejas que más mete miedo entre el field. Mito viene de jugar en Las Bahamas por el Web.com Tour y las condiciones climáticas con el viento fueron brutales. Tan difícil que Granadilla, que pone en aprieto a cualquiera, será un placer pegarle sin ese terror. Mientras «Tiger» tuvo el mejor arranque en enero. De las 14 vueltas disputadas, 13 fueron bajo par y 5 bajo los 70. A eso súmele triunfo en Rocas de Santo Domingo, 2º en Marbella y 7º en clasificatorio para el PGA Tour LA.
Antonio Costa-Matías Calderón: El primero ganó la semana pasada en esta cancha por profesionales. Mientras que Mati todavía le queda de su llama encendida cuando consiguió sus victorias consecutivas en el Polo y Cachagua. La confianza sube aún más de temperatura si consideramos que son patners. Inseparables. Se conocen el uno con el otro. Y desde la segunda temporada del Mena Tour es pan de cada día verse jugar. Cuidado con esa pareja.
Juan Cerda- Gustavo Silva: Lo mismo, muy partners. Inseparables. Ese compañerismo, sea como estén jugando, vale más que cualquier cosa en esta modalidad. Juanito no viene muy prendido. En los cuatro abiertos de enero no ha podido estar peleando arriba. Mientras que Gussy ha cumplido. Desde Cachagua ha pasado todos los cortes, sumando dos Top 5 en Cachagua y Rocas.
Hugo León y Cristián Caballero: Dura pareja. Pelón, campeón del Tour del Pacífico, viene con la vara alta. Su partner está hecho para estos torneos. Hombre de birdie y esos son los más peligrosos. No importa si recoge pelota en un hoyo, mientras en cada 3-6 se baje podremos un dobles placentero.
Joaco Niemann-Nicolás Cabello: Sabemos lo que hizo Joaco durante la semana pasada. Record de cancha en 72 hoyos. Si su partner anda bien, no solo podríamos ver una victoria, sino otra arrasada a nombre de esta pareja.
Sin duda que, incluso, en singles puede pasar de todo en el golf. En dobles hay aún más incertidumbre. Así que no se sorprenda si ve a otra pareja de la que no hemos mencionado en esta nota. Porque mediante esta modalidad no imorta más que jugar al hoyo y establecer una combinada estrategia con tu partner.

Aquí las SALIDAS