Foto: Ten Golf
Este martes se celebra la tradicional Cena de Campeones en Augusta National. Esa misma que empezó en 1952 cuando Ben Hogan organizó la primera comida. Se sabe que esta reunión solo acceden los campeones del Masters y que el defensor del título selecciona el menú y paga la cuenta.
Bueno, para este año Danny Willett, campeón vigente, eligió pequeños pasteles salados como entrante, costillas en salsa acompañadas por patatas, verduras y pudín como plato principal, y un postre de manzana con vainilla, además del café, té y una fantástica selección de vinos, según consigna Ten-Golf. A propósito de la comida, ¿qué particularidades han elegido otros ganadores? Revisemos.
Jordan Spieth: El año pasado eligió una cena prohibida para vegetarianos. El estadounidense hizo honor a su estado natal y cenaron la «auténtica barbacoa texana», que consiste en bistec de carne, pollo ahumado y costillas de cerdo. A ello lo acompañó una ensalada verde de entrada y galletas de chocolate con helado de vainilla de postre. Por su puesto no faltó la excelente selección de vinos, que ha sido muy tradicional en los últimos años.
Angel Cabrera: Cuando ganó Pato, el año siguiente, causó furor su comida. Hagan lógica. Como buen argentino hizo un buen asado. Eligió aquella vez mollejas, chorizo, ceviche, empanadas de carne y pollo, ojo de bide y panqueques de dulce de leche para el postre. Para esto último el más encantado fue Jack Nicklaus, quien se repitió otro panqueque y le llevó uno a su mujer. Mientras que para las empanadas «quedaron alucinados», contó Cabrera después.
Sandy Lyle : Al contario de las ricas comidas que hemos hablado, la del escocés causó un total rechazo tras su victoria en 1989. El británico eligió el plato nacional de su país. Ese fue el Haggis: preparado «a base de vísceras de cordero o oveja (Pulmón, hígado y corazón) picado con cebolla, avena, hierbas y especias embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del pequeño animal y cocido durante varias horas«, cuenta el Diario Nacional de Argentina». Muchos campeonaes quedaron mirando la comida.
Tiger Woods: De las cuatro veces que ganó el Masters, la comida más particular fue la primera en 1997 cuando recién tenía 22 años. El californiano ofreció hamburguesas con papas fritas y licuados. Parecía un cumpleaños de niños. Eso causó mucha curiosidad.
Vigay Singh: Volvemos a la buena comida. Dicen que esta fue una de las mejores. Porque luego que ganara en 2000,  al año siguiente el de Islas Fiji pidió unas delicias tailandesas que causaron furor entre los invitados.
Bubba Watson: El estadounidense ha ganado dos veces el Masters Augusta. Para el 2015, cuando se impuso en 2014, comenzó con ensalada césar, luego pollo a la parrilla, pure de papas, macarrones y queso con pan de máiz. Bien simple, pero que despertó mucho apetito entre los invitados. Un grande Bubba.
Phil Mickelson: El zurdo sorpendió con la rica comida italiana de ravioles con salsa de tomate cuando ganó por primera vez en el Masters Augusta de 2004.
¿Qué pedirías tú siendo chileno o latino? Al menos, el golfista nacional presente en esta versión del Masters,Toto Gana, nos contó en esta ENTREVISTA que ofrecería un «Asado chileno con mucha carne, empanadas y choripanes . Un asado a toda raja».