Warren Little/Getty Images Europe
Cuando Felipe Aguilar arranque este jueves su primer ronda del Trofeo Hassan II cumplirá un mes desde la última vez que compitió en el European Tour. 31 días de pura preparación. Las ganas de comerse al mundo sobran y será una verdadera prueba en tierra marroquí para el chileno.
Puntualmente, en sus últimos dos torneos el chileno no ha pasado el corte. Mientras que en los seis campeonatos que lleva en el año, su puesto 41º en el Qatar Masters ha sido su mejor resultado. Nada mal, pero tampoco bien. Este escenario podría oler peor si no acaba con una buena actuación en este torneo. Ahora se enfrenta a una cancha, cuyo libreto hay que seguir al pie de la letra. Va más o menos así.
Aguilar jugará en el Red course del Royal Golf Dar es Salam. De las últimas ediciones algunos cambios positivos hubo como para alegrarse. Por ejemplo, el año pasado se ganó con -5 y el clima fue de perros. Esta semana, por el contario, estará agradable. Lo otro muy importante es que la cancha vuelve a su estado natural. Regreserá a ser Par 73. Esto después que el Hoyo 8 será nuevamente Par 5 luego que fuera un Par 4 muy largo. Es decir, cinco pares cinco habrán en el campo; cinco oportunidades de birdie.
Esa será una de las grandes claves para, al menos, mantenerse con buen score. Incluso, en un mal día procura de jugar bien esos par 5 y no habrá score alto. Por el contario, andando fino por el fairway el propio Aguilar es capaz de bailar en birdies. Esta semana puede ser la del valdiviano. Luego de un mes de preparación, nos atrevemos a decir que el chileno es candidato al título. Cumple con el perfil y si en este mes reguló el drive (por cierto, su tiro favorito), no habrán problemas en esta cancha, cuya mayor exigencia es ponerla en el medio.
Habrá que ser, como casi simpre, preciso en el green. Pero más que puttear bien (una obligación si queremos hacer bajo score), hay que pararse bien en los segundos tiros. Los hierros serán vitales para apuntar estos greens de talla pequeña.
Por segunda vez y primera para Aguilar, se jugará en paralelo con las mujeres. Pues este torneo se disputa en conjunto con el Ladies European Tour. Solo que ellas lo harán en el Blue course y los hombres en el Red Course. En la vuelta final se encontrarán de muy cerca, porque en el green del 18 de cada cancha se encuentra solo a 150 metros de distancia. Entretenido y novedoso formato para un campeonato que puede darle un buen salto para Aguilar. Se reparte 2,5 Millones de Euros y una sólida actuación lo pondrá en buenos lugares del Race to Dubai.