Foto

Este jueves comenzó la primera ronda del Open de Francia, evento selecto del European Tour que se convirtió en el séptimo torneo del mundo en celebrarse 100 veces. Tan importante que fue el propio Rory McIlroy que no jugó el Bridgestone Invitational del PGA Tour, donde están los mejores del mundo, para optar por este certamen.

Así se disputó un primer día donde también se vio la participación de tres latinoamericanos: el paraguayo Fabrizio Zanotti, el argentino Estanislao Goya y el chileno Felipe Aguilar. El primero tuvo un buen arranque.

El nacido en Asunción jugó una vuelta sólida. Se mantuvo firme desde el comienzo, con puros pares y dos birdies en los primeros nueve hoyos. En el regreso vio por primera vez el bogey, anotándose dos en la tarjeta. Pero inmediatamente se recuperó con otro birdie hasta que llegó al 18, el hoyo más difícil del Le Golf National, donde anotó un doble bogey para firmar un score de 72 golpes (+1).

Así se ubica 45º y cerca de los primeros lugares de la tabla. Un tiro más hizo el Tano Goya, donde marcó una vuelta de 73 (+2) para quedar en el puesto 62º, justo al límite del corte. El argentino también se le arruinó su recorrido con un doble bogey, además de anotar dos birdies y cuatro bogeys.

Mientras, Aguilar tendrá que hacer de las suyas este viernes si quiere jugar el sábado. Porque hoy anotó una ronda de 77 (+6). El detalle de la tarjeta del valdiviano muestra que también los errores mancharon su juego: 14 pares, un birdie, un bogey, un doble y un cuádruple bogey, por supuesto, en el hoyo 18.

Y en el transcurso de la jornada se vio un altísimo nivel. Sobre todo con el líder danés, Lucas Bjerregaard, que hizo Hoyo en Uno en la bandera del 2 para firmar al final un 66 (-5) y quedar en solitario como puntero. Más atrás lo siguen con -4 el austriaco Bern Wiesberger, el belga Thomas Pieters, el tailandés Jaidee Thongchai y el español Adrián Otaegui. Mientras, McIlroy, gran favorito, culminó 71 (par) para ubicarse 29º

Tablero