Foto: www.latercera.com

Fue una herida dolorosa cuando Mark Tullo perdió la tarjeta del European Tour el año pasado. Hoy el chileno la está sanando y su receta son el inicio de buenos resultados. Qué mejor. En el Nothern Ireland Open, que finalizó este domingo en el Galgorn Casttle, culminó 11º con un gran cierre.

Claro, el final de Tullo fue de libro para quedar -10 para el campeonato. En la segunda ronda se había ilusionado, incluso, como uno de los postulantes al título. Pero en la tercera jornada se vino abajo hasta que cayó en la 38a posición. Sin embargo, este domingo se lució de principio a fin con una vuelta de 65 (-6), empatando la tercera mejor tarjeta del día.

Hasta el Hoyo 8 del recorrido se mantuvo desequilibrado. Pero de ahí para adelante fue todo de sueño. Eagle en el nueve y dos birdies al siguiente. Después, con un bogey entre medio, remató en las últimas tres banderas con otros birdies. De lujo. Quizás lo que faltaba para este jugador, que si algo sufrió hace un tiempo fueron en los cierres de vuelta.

Hoy vemos a un Tullo renovado, que ha superado el corte en sus últimas tres participaciones durante el Challenge Tour. 6º, 38º y  ahora 11º. La confianza ha vuelto. Pero sin duda que falta camino por recorrer, considerando que en el ranking de ganancias permanece 51º y los 15 mejores entran al European. En una de esas…

La victoria cayó en manos del neozelandés Ryan Fox con -19 y ahora la competencia se trasladará al Swedish Challenge.