Jordan Spieth looks at the trophy after winning the final round of the U.S. Open golf tournament at Chambers Bay on Sunday, June 21, 2015 in University Place, Wash. (AP Photo/Matt York)

Los 20 candidatos de Puro·Golf para ganar el US Open. Una larga investigación de popularidad, favoritismo y estadísticas. Todo está en juego.

Jason Day: Nº1 del mundo y hace un mes ganó el Players Championship. Una victoria en este major ratifica su poderío en la elite del golf.

Jordan Spieth: Por naturaleza es candidato. Defiende el título y viene jugando bien las últimas semanas, con título incluido. Su accidente en el Masters es pasado y quiere quedar en la historia del golf. Con un bicampeonato seguro rompe otro de sus registros Su excelente putt en estos greenes duros pueden jugar a su favor.

Rory McIlroy: Todavía sigue inspirado desde su victoria en el Irish Open. Hace dos semanas, en el Memorial Tournamente, persiguió de lejos a los líderes para quedar finalmente 4º. Tiene todas las habilidades para Oakmont, sobre todo con su buen drive.

Phil Mickelson: El zurdo es uno de los jugadores favoritos de todos. Pero en el US Open ha salido seis veces segundo y es el único major que le falta. Razones tiene de sobra para triunfar, sobre todo porque viene de un segundo lugar la semana pasada en el St. Jude Classic.

Dustin Johnson: Muchas razones hay para que sea candidato. Primero, por su actual momento. Recién en el St. Jude Classic quedo 5º y en sus últimos siete torneos conserva cinco Top 5. Y aunque no se jugó en Oakmont, sus últimas dos participaciones en el US Open fueron un 4º y 2º lugar. En estadísticas, uno de pegadores más largo y le puede servir en esta cancha.

Patrick Reed: Es el que más Top Ten conserva en la actual temporada del circuito y ocupa el 2º lugar de mejor jugador alrededor del green de acuerdo a las estadísticas. Además es 4º en la evitación del bogey. Y si algo sirve en Oakmont es el saber evitar el error.

Sergio García: Algunos se cansaron de candidatearlo para un major. Pero una vez más, ¿será el turno del español? Este jugador no puede no ganar un grande en su carrera y para este US Open justo llega con una victoria en el At & T Byron Nelson desde la última vez que jugó por competencia.

Adam Scott: Comenzó con todo este año ganado dos torneos consecutivos. Luego se apagó, pero un jugador como él tiene que ganar alguna vez el US Open y en Oakmont podría ser la ocasión.

Matt Kuchar: Viene jugando bien y peleando torneos. En el último mes dos terceros puestos, un cuarto y un sexto lugar. Está jugando bien y es candidato.

Justin Rose: Segundo en estadísticas del tee- green. Si se inspira seguro es candidato, porque cada vez que lo hace termina ganando o entre los mejores. Cuando jugó aquí en 2007 logró un Top Ten.

Hideki Matsyuma: Es un pegador largo y con un swing muy compacto. Sus buenos resultados este año y estilo de juego dejan como candidato al japonés.

Danny Willett: El ganador del Masters está dispuesto hacer un doblete. Su buen putt y el enfoque que traspasa en la cancha le juegan a favor en Oakmont. El inglés ha acariciado el triunfo en sus últimas apariciones por el European Tour. Sigue jugando bien.

Luke Donald: Hablando de ingleses aquí tenemos a otro candidato. Por un razón concreta está en la lista: un jugador derecho y en enfocado en cada vuelta que se puede subir al carro de la victoria.

Brand Snekeder: Este jugador es muy consistente y esa gracia lo puede llevar a la victoria en el US Open. En 2007 finalizó 23º en Oakmont y lleva cuatro Top Ten en este torneo. ¿Quizás sea hora para quedar primero?

Louis Oosthuizen: El sudafricano es letal. Un jugador completo que tiene vueltas impredecibles. Cuando juega mal no suele recuperarse, pero si está inspirado nadie lo detiene y por ese camino ha transitado últimamente. Además, quedó empatado el año pasado en el 2º puesto.

Daniel Berger: Viene fresco con su victoria en el St. Jude Classic, donde siempre se mantuvo arriba y con la misma constancia puede dar la sorpresa en el segundo major del año.

Ángel Cabrera: Sí, es verdad viene jugando mal y con varias cortes no superados. Pero es Oakmont, el lugar donde ganó el US Open hace 9 años. Sabe jugar aquí porque fue el mejor y nadie le puede quitar la experiencia, ni el peor golf.

Bubba Watson: Dos veces ha ganado el Masters. Tendrá que hacerlo alguna vez en el US Open. Su arriesgado juego le puede jugar en contra o al revés en Oakmont. Al menos en resultado ya demostró que es a favor, porque en 2007 culminó 5º.

Emiliano Grillo: Un jugador emergente, que demostró en el Memorial Tournament que está a la altura de cualquier jugador. Mete mucho y ese es la mejor manera de salvar tu hoyo en Oakmont.

Henrik Stenson: El sueco es brillante. No ha andado muy bien en los últimos dos meses, pero si llegase inspirar es letal. No por nada está 7º del mundo.