Cortesía foto: OnlyGolf

Los chilenos tuvieron una brillante actuación en la segunda ronda del Shaikh Maktoum Dubai Open, correspondiente al Mena Tour. Ni Matías Calderón ni Antonio Costa destiñeron en el Al Badia Golf Club, sobre todo el Amateur.

Calderón aprovechó que estuvo prendido con el putt y firmó un notable 68 (-4) para quedar T12. La segunda mejor tarjeta del día fue obra del chileno. Y eso que seis birdie anotó en total y lo único que manchó la vuelta fue un doble bogey en el 11 tras mandar su bola al agua. Pero ello es un mero detalle que ni siquiera hizo repercusión en su actuación.

«Jugué parecido ayer, pero con grandes diferencias con el putt. Estuvo sólido desde el tee al green y metí. Ahora voy con más confianza para mañana. Tengo mantenerme fuerte mentalmente y dar el 100% es mi objetivo. Pero claro que la confianza subió después de este día», asegura desde Dubai quien se colocó como el segundo mejor amateur.

Antonio Costa también tuvo su propio show. El valdiviano hizo su pega y mañana su gran objetivo es alcanzar al puntero inglés Andrew Marshall (-9). El chileno repitió una vuelta de 70 (-2) para mantenerse en el puesto T7 con -4. Y fue una vuelta regular, pero trabajada, donde anotó tres birdies y un bogey.

«Jugué sólido, fallé algunos tiros, pero me las arreglé para hacer salvar pares claves. El putt estuvo muy bien. Estoy cerca para mañana, pero la estrategia no va a cambiar», dijo desde Dubai.

«Tengo que salir hacer lo mismo y ojalá caigan más birdies porque voy a tener que hacer una vuelta baja si es que quiero tener oportunidades de ganar», asegura.

Convicción es la que más tiene Costa. Porque el ganar consiste en mirar al puntero que está con -9. Será difícil, pero no imposible cuando hablamos de golf. Serán claves los birdies y aunque ha andado sólido en los dos días, falta un despegue más agresivo para aspirar a su segundo titulo en el Mena Tour.

Este miércoles será un bonito desafío para los chilenos. Hoy dirigieron la orquesta para que los dos llegaran con posibilidad de título. Porque tanto para Costa como Calderón la situación es bastante alentadora. Sí, tenemos el derecho de ilusionarnos.