Foto: C.G. Los Leones / Crédito: José Miguel Jaramillo
Es cierto que la cancha en el Abierto de Cachagua dio ciertas garantías, con un total de 32 tarjetas bajo 70, pero esa estadística tampoco esconde el excelente y bravísimo nivel que exhibió el campeón, Mito Pereira, de quien te puedes sorprender si siguen leyendo en esta noticia.
El chileno ganó el Abierto de Cachagua con autoridad y carácter. Un real golpe a la mesa que se reflejó en las estadísticas que dejó tras su actuación. Primero que todo su total de -23, acumulados en los tres días del torneo, fue récord para este evento.
Si entramos al núcleo de su actuación podemos sacar estadísticas que impresionan. Mito Pereira anotó solo un bogey en los los 54 hoyos que disputó en Cachagua. Ese fue en el Hoyo 2 de la segunda ronda y en las demás banderas marcó 29 pares y 24 birdies respectivamente. Datos que abalan una regularidad que la perdió durante el 2018 . El chileno sufrió con la consistencia en el Web.com Tour, un día entregaba una baja tarjeta y al siguiente se perdía en el tablero. O al revés. Sin embargo, hizo un cambio de foco y sus últimos resultados han sido espectaculares.
Mito Pereira vivió una parte del año, donde a primera vista pareció ser una pesadilla. Entre los torneos que disputó en el Web.com Tour y el PGA Tour Latinoamérica, periodo desde el 24 de junio al 18 de noviembre, falló doce cortes consecutivamente. El último fue en el Visa Argentina Open.
¿Qué ocurrió después? No lo sabemos, pero hubo algo, un momento, o lo que sea, que generó efecto. Una semana después de un nuevo (y último) fracasó en Argentina, se quedó en ese país para disputar el 6 Andrés Romero Invitational y ganó en un field repletó de figuras locales. Inyección de confianza que fue ratificado en sus próximos resultados: 2° en el Abierto Los Leones, 9° III Malinalco Classic (final de las DEV Series y donde lideró en las primeras dos rondas) y campeón en Cachagua.
Si contemplamos su actuación desde el Andres Romero Invitational hasta el Abierto de Cachagua, Mito Pereira ha jugado catorce vueltas en las cuales trece han sido par, nueve inferiores a 70 (todas fueron par 72) y solo una sobre par.  Dicen que en el golf el cómo no importa, sino que el cuánto y dónde. Para nosotros parece lógico ese cliché, pero para Mito el cómo fue el más valioso para levantar de su caída y lograr una recuperación que genera admiración.

Comentarios

Comentarios