Puro Golf
Estamos en modo Abierto de Chile. El gran torneo -y en el que hemos insistido todo este tiempo para traerlo de vuelta como PGA Tour Latinoamérica, al igual que el Chile Classic– aterriza en un gran contexto esta semana en el Mapocho Golf Club: Todo está centrado en el evento y aparte de los chilenos del Challenge Tour, todos estarán jugando en Pudahuel.
Muchos prometen llevarse la película esta semana por parte de los chilenos. ¿Felipe Aguilar podrá conseguir su tercera victoria en línea? ¿Juanito Cerda dará la sorpresa y lo mismo para los que están teniendo una buena temporada en ligas extranjeras? Lo cierto es que, hasta el momento, hay uno que será un gran protagonista, quizás más que todos, y concretamente no competirá en el field, si no que será el que querrá poner problemas en cada tiro errado: Ese es Mapocho.
La cancha, por versiones propias de jugadores que han jugado estas semanas, está convertida en un infierno. De tee a green es peligrosa como sí misma. De por sí hablamos de hoyos muy largos y con casi ninguna excepción, por lo que el drive parece será una elección frecuente en cada tee. Pero ojo, quien no esté calibrado con el palo más largo de la bolsa tendrá dolores de cabezas en los rough frondosos y largos que han colocado en el recorrido de Pudahuel.
“Está muy jodido el rough“, comenta Juan Cerda, el golfista chileno que ha estado jugando estas semanas en modo de preparación y que agrega más pimienta sobre esta condición de la cancha: “Si en el Abierto Hacienda Chicureo estaba difícil ese pasto,  está peor en Mapocho“, sostuvo el jugador representado por FGSPORTS.
Philippe Guidi, golfista chileno que clasificó por la qualy este lunes, también analizó la cancha a la que pudo empatar con vuelta de 71 (PAR). “Esta cancha es larga lo que jugar desde el fairway es un premio” agregó también el jugador representado por FGSPORTS.
Tampoco mantenerse en el fairway será el santo remedio para esta semana. Sí, un premio, pero para ganar, Mapocho exigirá más antecedentes como, por ejemplo, leer bien los greens y saber dónde jugarla. No son grandes y son una mesa de billar: fuertes, duros y corredores. El que tenga buen pulso tendrá una gran ventaja para coronarse.
También tendrá ventaja el que sepa jugar con viento. Cerda comenta que la diferencia entre jugar en la mañana y tarde puede reflejarse el cambio de dos o tres palos en un mismo tiro. Solo el jueves, según pronósticos del tiempo, el viento podrá ceder, aunque sí hará frío, pero para el fin de semana se esperan considerables rachas, en especial para la tarde.

Comentarios

Comentarios