Getty Images
Charly Hoffman es el primer puntero oficial del Masters Augusta. Desde ayer eso sí. Hoy corre la segunda y el estadounidense tendrá cuatro palos de diferencia para seguir en la cima. Una diferencia de golpes que ha quedado en la historia.
Partir con cuatro de diferencia en el primer día de Augusta se remonta hace más de 50 años en este torneo. Jack Burke Jr comenzó con esa ventaja en 1955. La única mala noticia que ese jugador no ganó y acabó 13º. Trabajo le queda al rubio estadounidense, que se fabricó una cantidad de birdies impresionante.
En Augusta embocó nueve birdies por la primera ronda. La mitad de los hoyos de una cancha que puso en peligro a cualquiera. Solo 10 jugadores, incluido Hoffman, bajaron el Par. No crea que este es un jugador «sorpresa». A sus 40 años ha jugado cuatro veces en este torneo, donde las últimas tres pasó el corte y finalizó Top 30, incluido ese Top 10 que rescató en 2015. A eso agregue que el estadounidense posee cuatro títulos en el PGA Tour y tiene la tarjeta asegurada para el 2018, gracias a la buena temporada que ha cumplido en el presente. No es un tipo que cae en la indiferencia.
¿Qué ha hecho Hoffman para hacer 65 ante un veloz viento y embocar siete birdies en los últimos once hoyo? Bueno, primero que todo, ha sabido leer mejor que cualquiera el viento. Mientras que ha putteado concontrol remoto, metiendo kilómetricos y muchos de tres metros.
Lo cierto es que parte con expectativas el Masters y lo que pasará hoy definirá mucho el escenario para el fin de semana. Veremos si Hoffman sigue fabricando birdies, se mentiene o cae y también si uno que otro favoritos despierta para hacer la pelea arriba.
Fuente: Ten-Golf.com