Foto: Getty Images
Aprovechando su experiencia, Matías Dominguez clasificó a los cuartos de final tras haber quedado en el primer lugar de la Qualy y luego ganar un duelo directo. Mati se perfila como gran favorito para la definición de este fin de semana, comenzando con un duelo de infarto el día sábado.
Firmando una tarjeta espectacular de 68 golpes (-4) en la clasificación, Matías Dominguez se metió en los octavos de final del Match Play que se disputa en Hacienda. De hecho, si estuviera en los profesionales hubiese quedado en el tercer lugar, solo superado por Juan Cerda (67) y Christian Espinoza (66).
Luego, Dominguez disputó un reñido encuentro contra Sven Dummer para ver quién pasaría a cuartos de final. No era un duelo sencillo, porque Sven es local. Finalmente fue Mati quien se llevó el duelo, aunque no la tuvo fácil. «Fue un partido con mucho movimiento, Sven estuvo arriba del partido durante toda la primera vuelta y recién en el Hoyo 10 quedamos all square. Después fuimos ganando hoyos intercaladamente hasta que llegamos iguales al 18 y creo que la experiencia marcó un poco la diferencia en ese ultimo hoyo», contó Mati. 
Y en eso tiene razón. De los que siguen vivos en la categoría varones, Mati los supera ampliamente en términos de experiencia, seguido por Gabriel Morgan y quizás el rival más difícil que pueda tener, Lucas Rosso. Este último es bicampeón de la modalidad y este año va en busca del tricampeonato. Una llave más que pareja y que seguramente será definida en los últimos hoyos.
Dominguez quiere seguir aprovechando la experiencia y lo entretenido que se le presenta jugar un torneo de estas características. «La modalidad me acomoda mucho, tengo muchas buenas experiencias acumuladas por lo que me da mucha confianza al momento de enfrentarme a un match».