Foto: Little Rock Golf

Matías Calderón se lanzó en la cuarta ronda del Q-School para el Sunshine Tour. Para el último día llega en puestos de clasificación y depende sí para tener el estatus completo. 

El chileno completó una vuelta de 70 golpes (-2). Lujosa. Sobre todo para estas alturas del torneo. De menos a más y evitando el sobre par. En Los cuatro días ha evitado esos scores. 

Ahora está en el puesto T26 (-5). En el límite. No puede pestañar. Pero también anda pisando tobillos. Ojo, solo un par de golpes lo separan del Top 10. 

Mañana será el día decisivo para Matías. Al ojo, una vuelta de bajo par lo instala tranquilamente en el Sunshine Tour para todo el año.