Foto: Enrique Berardi/ LAAC
Joaquín Nieman es el único puntero del TaylorMade-adidas Golf Junior at Innisbrook. El chileno ha dado el salto y cazó el liderato sin dimulación en Palm Harbor. Porque ayer demostraba un juego mentiroso en él y, en cambio, el score de hoy manifestó todo el talento del golfista nacional.
Su vuelta de 67 (-4) en el Innisbrook Resort & Golf Club explica la magnitud de este jugador. Bueno, primero, es el único golfsta de este torneo que ha logrado ese vueltón. Una tarjeta de categoría PGA Tour. Cuando hace más de un mes se jugó el Valspar Championship del circuito norteamericano en esta cancha, solo los mejores empataron o bajaron el 67.
Ese nivel demostró Joaco este sábado. Es el único puntero con -2 tras una tarjeta impecable. Cinco birdies y un bogey. Excelente lectura del chileno. Esta semana ha estudiado la cancha como un depredador a su presa. Y fue este sábado cuando clavó sus colmillos para dejar lista la mesa para su primer título en este torneo.
Eso sí, para este domingo llega con uno de ventaja sobre el canadiense Alexander Yang (-1), un jugador al que Niemann se ve a sí mismo. Sus 14 años lo recuerdan cuando el mismo chileno se imponía a los mayores como en el Orange Bowl. Yang es una máquina que alcanza altas revoluciones. Hoy hizo dos eagles en cuatro hoyos: En un par 5 y otro un Hoyo en uno. En suma, vuelta de 68 (-3) para protagonizar una final.
Un duelazo habrá en Palm Harbor este domingo, donde Joaco vivirá esta vez la otra cara de la moneda. Durante todos estos años jugó contra golfistas mayores y mañana lo hará con un chico cuatro años menor. La experiencia y su instinto asesino de birdies los tendrá que aplicar en la última ronda.
Solo Niemann y Yang poseen acumulados bajo par. Mientras que cinco bajaron el par en la segunda ronda y tres de ellos con score inferior a 70.  La cancha sigue con su festín y hasta el momento Niemann ha sido el sobreviviente más capaz del Innisbrook Resort & Golf Club de Pam Harbor. LEADERBOARD