Foto: eldeportero.cl

Una pelea de hombro a hombro vivió Nicolás Geyger en la tercera ronda del KPMG Trophy, torneo válido por el Challenge Tour. Una intensa vuelta, donde el chileno estuvo en momentos puntero para terminar al final en el 6º lugar.

Y como en las primeras dos jornadas, el golfista sudamericano comenzó con todo. Quiere ganar y se nota. Convicción tiene y su putter ha ayudado a alimentarla. En los primero nueve hoyos embocó cuatro birdies y tres seguidos entre el 4 y el 6.

En la segunda vuelta las bolas cayeron menos. Oportunidades las generó, haciendo otro birdie y un bogey más. Así se mantuvo hasta llegar al 16, donde en las últimas tres banderas se subió dos veces más hasta firmar un 69(-2) que lo tiene en la pelea por el trofeo con -12 y a tres del golpes del líder, el alemán Alexander Knappe.

“Hoy jugué bien y de nuevo comencé bien. Los segundos nueve me costaron un poco más. Me di varias chances que al principio logré meter y después no quisieron entrar. Mientras siga dando chances en algún momento caerán”, confiesa tras finalizar sus 18.

Lo positivo de no quedar entre los tres primeros es que el chileno no lleva toda la presión. Juega adelante de los primeros candidatos al título y el puttter puede ser la mejor arma para atacar y presionar. Porque si algo tiene este jugador es hambre a victoria. “De todas maneras quiero remontar y ganar. Estoy jugando bien así que hay que seguir dándole”. “Nico” tiene todavía una puerta abierta para ganar.