Foto

Nico Geyger bajó a la mediana tabla en el Rolex Trophy del Challenge Tour. Para el nivel que demostró en las primeras dos rondas, la de hoy no fue la mejor. El chileno anótó un 73 (+1) y se ubica T26º en el tablero con -4.

La precisión no lo acompañó en el el Golf Club de Geneve. Y es que en el recorrido tuvo una constante lucha contra el bogey. Su putter no le falló como siempre. Si vemos el detalle, hizo cuatro birdies. Bien para una vuelta, pero cuando aparecen cinco bogeys se complica el panoroma.

«Hoy quizás no jugué tan bien como los otros dos días. Tuve chances, pero no pude aprovechar y cuando me equivoqué, no logré recuperarme bien. Mañana último día para rematar firme».

Claro, en teoría, el título está inancanzable. Pero sí se mantiene la ilusión para meterse entre los mejores. Porque si bien consideramos el calendario, quedan al menos cuatro torneos. Sufiente para saboerar algunos Top Ten y postularse entre los 15 del ranking de ganancias que sacan pasaje al European Tour.

El líder del torneo es el español con -15, mientras que lo siguen con -14 el inglés Sam Walker y el sudafricano Dylan Frittelli. Para ubicarse en el Top Ten hay que alcanzar, al menos, a quienes poseen -9.

Mañana el último día del certamen y Geyger saca sus últimos dardos en una temporada con más altos que bajos.