Foto: www.publinoticias.cl

Comenzar una vuelta con seis birdies seguidos y terminar -7 en los primeros nueve es bestial. El autor de esta obra fue el chileno Nicolás Geyger, que hoy terminó 2º en la primera ronda del KPMG Trophy, válido por el Challenge Tour.

No es primera vez que hace una inspiración así. El año pasado en el D+D en República Checa marcó cinco birdies continuos. En ese evento lideró los primeros 54 hoyos para quedar 4º a final de campeonato. “Nico” ahora atacó en el Cleydael G&CC de Bélgica y se espera más.

Después, en el regreso, se calmó más el golfista. Un birdie más y otro bogey para firmar 64(-7) y quedar a dos golpes del alemán Alexander Knappe, que lidera con -9.

“Estoy jugando bien. Es una cancha en la que se puede hacer hartos birdies. Esos 7 fueron desde muy cerca y metí buenos putts, que eran opciones claras”, declara el chileno.

Y así. La orquesta la dirigió a punta de hierros y putts. Esos dos tiros fueron sus aliados para meterse una vez más entre los mejores de un certamen de este circuito.

“Para una vuelta así hay que jugar todo más o menos bien y así fue hoy”, remata. Así no más. Simple. Porque si hay algo que define el golf de este jugador es la seguridad que lo refleja en una tranquilidad en sus golpes.

Su compatriota, Mark Tullo, también le fue bien. Un 68(-3) lo ubicó 28º en la tabla. Mañana será un día interesante. Porque si la cancha no pone límites habrá bajos scores y Geyger sabe que se logra con birdies y birdies.