Foto: Zimbio.com

Finalmente la organización definió que los 17 mejores de cada zona clasificarán a la final del Q-school para el European Tour. En ese sentido, los chilenos se juegan la vida en la última ronda este lunes. 

No será fácil. Nico Geyger es el mejor posicionado. Eso sí, de la zona confort pasó a una situación de la cual no puede pestañear. En Lumine entregó una tarjeta de 73 (+2) que lo atrasó hasta el puesto T11 (-6). Y justamente el chileno empata con seis jugadores más, donde en total son 17 los que están clasificando en lo justo. En el 18 lugar para arriba van con -5. Un palo marca la diferencia. 

La vuelta fue dura este domingo. Mucho viento y difícil evadirlo. De todas maneras Nico reaccionó sobre el final terminando con dos birdies en los últimos tres hoyos. Así que la conclusión terminó con el buen análisis de que esos birdies sirvieron para seguir con vida. 

Mark Tullo anotó un par de cancha que lo mantiene T18 (-5). Vive la otra situación, un golpe lo separa de clasificar y con mucha expectativa. El chileno sufrió un toprezón de dos bogeys y un doble consecutivos en la parte final de su recorrido. Esos quedan dando vueltas en la cabeza, porque a estas alturas un tiro menos marca la diferencia. 

Los chilenos vivirán una situación similar: ambos tienen que trabajar lo suficiente para quedar adentro de los 17. Está claro que un sobre par dejará afuera, pero tampoco tendrán que arrasar para conseguir  el cupo. Es algo así como jugar tranquilo, pero nunca perdiendo el foco de los birdies. 

Mismo no puede concluir Matías Calderón, que juega en Las Colinas. El chileno pende de un hilo por un día para el olvido. No jugó mal, pero el inevitable despego del bogey lo hizo sumar hasta que firmó una tarjeta de 78(+7) para quedar T56 (+6). Complicada situación. Porque para alcanzar a los 17 mejores tendrá que alcanzar el acumulado de los que poseen -3. Nueve palos que que solo un milagro han de cumplir. Lo bueno es que los milagros pasan en el golf y veremos si los birdies de Matías llegan para volver a creer.