Getty Images
Joaquín Niemann, por sobre todo las cosas, es un buen golfista. De eso no hay duda, tampoco de su calidad como persona. Humilde, siempre. Su cuento se lo crea en la cabeza, pero no para los demás. También es un jugador con mucha aspiración, el conformismo lo deja de lado, va a delante y hasta que su objetivo se cumpla. Y si lo cumplió, bueno, se pone otro. Joaco no tiene techo.
Todo este inicio es para describir lo hecho hoy por Niemann en la primera ronda del John Deere Classic, donde se matriculó con una ronda de 66 (-5) para quedar entre los mejores del certamen y por supuesto, confirmando su candidatura al título.
Joaco pudo haber descansado esta semana en virtud de que ha jugado las últimas tres semanas y que la próxima tiene el gran desafío del Open Championship. Sin embargo, su familia completa tenía todo listo par ir a verlo y él no le da la espalda a eso. Además, tiene una gran aspiración por delante: Llegar con una base sólida a los playoffs de la FedEx Cup para jugar el segundo evento (BMW Championship). Recordemos que a ese torneo entran los mejores 70 ubicados del ranking y se aproxima que al menos necesitaría 800 puntos, un poco menos de la mitad que hoy tiene. 
En la primera ronda en Illionis, Niemann empezó tambaleando. Hasta su octavo hoyo iba uno sobre par, pero en el hoyo 17 (empezó por el tee del 10) inició su espectáculo. Joaco no hizo más bogeys y embocó seis birdies, que sumados a los otros dos del principio, registró ocho en total. Festival de birdies. Hasta el momento empata como el jugador que más anotó durante esta ronda.
Por ahora, Niemann se ubica entre el Top 5 y a uno de la cima. Esto, mientras transcurre la jornada. LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios