Foto: Getty Images

Joaquín Niemann ha tenido un debut cumplidor en la primera ronda del US Open. Ha cumplido, luchado y menos se ha bajado ante esta cancha que se ha declarado sensible, pero que se ha dejado querer.

Joaco estuvo sólido desde el drive en Erin Hills de Wisconsis. Y es porque la cancha se lo ha exigido. Es larga y con unos fairways que si no los apuntas no perdonan. Pero ahí no se equivocó Niemann. Entre los tres bogey que anotó el chileno, dos fueron por triputteos. Eso sí el putter fue una arma de doble filo. Como también lo hizo hacer dos bogeys, lo salvaron de hacer otros más.

Finalmente Joaco anotó una tarjeta de 74 (+2) para quedar en puestos 80s. No es malo. Queda terreno aún. Y, por cierto, es un buen score del chileno, porque ha empato el más bajo del par de un golfista nacional en un Major. Aclaremos. Hugo León hizo 73 (+2) en el US Open de Pebble Beach en el 2010 durante la primera ronda. Sí, fueron menos golpes, pero al respecto del par Niemann empató a Pelón.

Niemann saldrá este viernes con todo a buscar el pasaje al fin de semana. Si juega como hoy tranquilamente podrá hacer un par par. Pero hay que ver. Ya sabe dónde equivocarse y no, mientras que la presión, en vista de cómo se paró hoy, no será tema para el chileno.