Foto: Enrique Berardi/ LAAC
Joaquín Niemann es el puntero momentáneo del Junior Invitational. El chileno lo comparte junto al australiano Cameron John en una notable jornada en el Sage Valley de South Carolina.
Niemann ha lubricado una vuelta fantástica en esta cancha que viene de la misma raza que Augusta National. Un 67 (-5) redondo. Perfecto. 13 pares y 5 birdies para registrar uno de los mejores arranques desde que se disputa este certamen. Y ojo, fue el único de los 54 jugadores en el field que no ejecutó un bogey en la ronda. Un show único para un escenario tan complejo. Niemann se movió como pez en el agua en Sage Valley y no tuvo problemas para anotar ese vueltón.
En sus dos participaciones en este torneo nunca hizo bajo par hasta hoy. En 2016: 75-73-76 para finalizar T24; 2015: 74-73-75 para quedar T10. Menos ha saboreado el bajo 70 y hoy lo ha hecho. Así que es un comienzo que superó las expectativas y afirma su condición de favorito. Asi es, no tapemos el sol con un dedo.
Ahora quedan dos rondas. Importantísimo la vuelta de mañana. Otra bomba de humo permitiría a Niemann escaparse hasta la tercera y última ronda. Veremos qué pasa. Hasta el momento la ilusión está presente en este valioso torneo. Porque recordemos, el Junior Invitational es un certamen de máximo nivel.  En todos los majores cada cual tiene una categoría Junior como se trata en el US Open, The Open y PGA Championship. Y en este campeonato que se juega en Sage Valley, aunque no sea propia de la organización, vendría siendo el Masters.
El tablero se ha apretado en el término de la jornada. En Sage Valley el tercer lugar quedo en manos de un japonés con -4, otros tres jugadores con -2 y ocho más completan los golfistas junior que bajaron el par. Es decir, más de la mitad del field no pudo bajar el par. Un claro indicio de que la cancha se defiende y un -5 es una vueltaza por dónde se le mire.  LEADERBOARD