Fue una de esas jornadas trabajadas. Joaquín Niemann no paró de luchar en un día donde Torrey Pines le puso problemas. En la segunda ronda del IMG Academy Junior World Championship el chileno anotó una tarjeta de 72 (par) para quedar 2º con dos bajo.

Y fue trabajada, pero aprovechada y celebrada. La futura (o actual) promesa del golf chileno no escondió su conformismo en su actuación. Él mismo sabe cuando su juego no anduvo de la forma precisa y justo en estos momentos aparecen una parte de Niemann para arreglar los problemas.

«No jugué tan bien, pero salvé un poco el score. Mañana voy con la misma sensación de estos dos días. Se nota que una buena vuelta está apunto de salir. Hay que esperar, porque solo tiene que llegar», aseguró desde California.

Y Joaco avisó. La primera alarma de lo bestial que lleva adentro está por salir a cazar birdies. Es como tener una palabra en la lengua, pero que no puede salir. Ya saldrá, no sabemos si mañana o el viernes. Algo así ocurrió en Tokio, donde salió campeón del mundo, cuando soltó al monstruo en el último día para rematar con un 62. Sería épico si lo repitiera.

Si nos vamos en los detalles de su tarjeta podemos comprender su trabajo. Empezó con dos bogeys hasta el 3. Sus cartuchos de errores los gastó rápido. Su reacción tardó  en tres hoyos, donde hizo birdies al 6 y 9. Con par se fue al regreso.

En estos nueve vivió un verdadero ring contra Torrey Pines South. Como esas peleas de boxeo, donde la defensa no existe. Solo combos. En este caso, bogeys y birdies, que los anotó alternadamente entre el 10 y 13. Después resolvió la lucha con otro birdie y bogey en el 16 y 17. Sí, una jornada desgastaste.

Así llegó hasta el segundo lugar y a dos del líder estadounidense Sam Choi que repitió una vuelta de 70(-2) para quedar -4. Mientras, Agustín Errázuriz mejoró y firmó un 75 (+3) que lo llevó hasta la posición 79a con +9.

Para la categoría 13-14 años de hombres vimos a un chileno inspirado. Ese es Martín León que escaló hasta el puesto 22º tras una destacada vuelta de 69 (-2). Un lujo para este campeonato.