Getty Images
El Bethpage Black Course se la ha cruzado a Joaquín Niemann y provocó un corto circuito. El campo del PGA Championship 2019 ha demostrado ser un escenario complejo, que exige mucho y más castiga si no sigues sus propias reglas. Hablamos de un campo que impone una forma de jugar. Joaco firmó una tarjeta de 75 (+5) y la verdad es que se la puesto cuesta arriba.
Podemos afirmar con todas sus letras, sin la camiseta puesta, que el Bethpage Course fue castigador con Niemann. El chileno falló la mayoría de los drives en los primeros nueve hoyos y aún así fue astuto para manejar la vuelta, con un birdie, siete pares y un bogey. A ese ritmo era gracia irse con ese score, pero en los segundos nueve hoyos, y sobre todo al principio, el drive siguió sin responder y con pares 4 que superan las 500 yardas, y un par 5 de 608, ya no hubo más recursos. Bogeys en el 10, 11, 12 y 13, además de otro en el 17, que sepultaron su aspiración de empezar en sólidos puestos.
Ahora queda esperar los resultados de la tarde que, por cierto, no han sido tan altos, pero si la zona del corte llega hasta +3 (ahora está en +2), la ilusión para llegar al fin de semana queda intacta. De todas maneras, Niemann tendrá que jugar bien este viernes, apuntar más fairways (hoy solo acertó un 28%) y ser astuto. De hecho, una vuelta bajo par seguramente lo instale en la tercera ronda. LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios