Foto: Enrique Berardi/ LAAC
Ganas no le faltan Joaquín Niemann para querer instalarse en la parte alta del tablero en el Grenbrier Classic. Hoy firmó otra vuelta de 68 (-2) y se mantuvo en el Top 25 con claras señales de que puede dar el salto.
El chileno se ubica T22 (-4). Una sólida posición y su primer corte superado en el PGA Tour. Primer intento y misión cumplida. Ese logro, desde ya, es un tremendo mérito para cualquier amateur. Hay hambre. Pero en la actuación de Niemann se nota otra intención. Sí, el corte era un un objetivo claro, pero hoy hubo propósitos para quedar más arriba. Porque en su vuelta se iba notando su intención de quedar arriba. Birdie tras birdie hasta quedar en el Top 15 y a un paso del Top Ten. Aquí, por ejemplo, lubricó un tremendo birdie con este largo putt.


 

Pensar que el chileno hizo cinco birdie este viernes. Es un tremendo saldo que solo se opacó con un bogey y doble. Otro sería el cuento. Pero no es perfecto y también hace errores. Lo importante es que está en un plena ubicacción. El colombiano Sebastián Muñoz sigue ldierando con jerarquía gracias a su total de -12. Sin embargo, con el -4 de Joaco solo está a tres golpes y esa es una distancia que Niemann se la come con un par de birdies. Porque solo esperen, hay más sobre este chico.